Estaba filmando en el desierto cuando fue atacado por uno de los mortíferos tiradores del grupo terrorista.

La guerra en Irak no cede y al oeste del desierto del Mosul la situación es severamente crítica y alarmante. Los enfrentamiento han cobrado vidas tanto de civiles como de elementos de las fuerzas armadas. El escenario es desolador, como podemos ver a través de las transmisiones por televisión e Internet.

El periodista Ammar Alwaely vivió un momento que nadie podría experimentar dos veces.

Youtube

Se encontraba en el desierto mencionado cuando fue atacado por una de las certeras balas de un francotirador del grupo terrorista. El dramático momento es abrumador.

Youtube

Increíblemente, el disparo rebotó en su cámara GoPro, regalo de un colega y que llevaba colgada al cuello.

Youtube

El recuento de los daños sólo fue de una carcasa de GoPro rota. La pequeña cámara fue la que detuvo a la bala y evitó que entrara a su cuerpo. De haber estado sólo centímetros a la derecha, la bala le habría dado al corazón.

Youtube

Sus colegas no podían creer lo que acababa de pasar frente a ellos.

Inmediatamente después del ataque, todos se tiraron al suelo para apartarse de la mira del francotirador y se pusieron a salvo detrás de un auto.

Youtube
Youtube

El señor Ammar recibió atención por heridas menores pero sorprendentemente resultó ileso.

Los enfrentamientos en la zona han orillado a miles de personas a evacuar la zona. Tan sólo en una semana, alrededor de 20 mil civiles huyeron de Mosul y se fueron a refugiar a países vecinos.

Youtube
Youtube

Este es el dramático momento que vivió Ammar Alwaely.

¡La guerra debe parar!

Puede interesarte