Estuvo 25 años intentando pasar la prueba de conducir.

Aprender a manejar no siempre resulta fácil para todos, y obtener la licencia, tampoco. Sin embargo, la mayoría de las veces se aprueba entre las primeras tres veces… Y si ya demoras más, deberías comenzar a pensar que tal vez no es lo tuyo, o no naciste para eso.

Aunque siempre hay personas que no se dan por vencidas.

Christian Whiteley-Mason es un hombre de 42 años que ha intentando un montón de veces pasar la prueba de conducir. Es más, lleva desde 1992 intentándolo y todo parecía indicar que jamás lo lograría.

Facebook @Christian Whiteley-Mason

Resulta que desde su primera vez, acumuló un montón de errores que no le permitieron aprobar, y tal vez, su instructor haya quedado impactado y no haya querido dejarlo pasar durante varios años más, pues, según contó el hombre de Barnsley, South Yorkshire “Tuve mis primeras 56 lecciones con mi primer instructor y al final me dijo que simplemente me diera por vencido ya que nunca pasaría“.

Pero él no quería rendirse, hasta que en 2003, cuando dio su prueba número 32, admitió la derrota y dejó de lado su sueño de conducir. “Ya había tenido suficiente, solo pensé que nunca iba a conseguirlo”, dijo Christian.

PA

Incluso cuando cumplió 40 años, quiso darle otra oportunidad y tomó algunas clases para aprender. Pero al poco tiempo se aburrió y no terminó el curso, así que nunca llegó a dar la prueba.

Finalmente, cuando en su trabajo comenzaron a exigirle hacer cada vez más viajes y le resultaba muy difícil trasladarse porque debía depender de otras personas o de taxis, quiso volver a intentarlo.

“Todos se rieron de mí y me dijeron que nunca lo haría, que me aburriría de nuevo. Pero estaba absolutamente decidido a mostrarles a todos que podía hacerlo” recordó Christian, y además bromeó con que “Debe haber un Dios, porque oré todas las noches para no tener al mismo examinador que me seguía reprobando, y así sucedió”.

Después de las lecciones, Christian no solo aprobó a la primera, sino que solo tuvo 3 errores menores, así que, tras 33 intentos, 14 instructores diferentes, 85 lecciones y más de 14 mil dólares gastados de su bolsillo en 25 años, logró obtener su licencia de conducir.

Facebook @Christian Whiteley-Mason

Aunque con un auto automático, porque no se atrevió con uno mecánico.

“Podrías decir que pasé la primera vez esta vez. Fue muy difícil. Ahora hay muchas más pruebas que cuando comencé” contó, y además agregó que “Estoy tan orgulloso de mí mismo. Ha cambiado mi vida, para ser honesto. Sentí que había logrado todo lo que realmente quería lograr, esta era la única cosa que me quedaba por hacer“.

 

¡Felicidades!

Puede interesarte