Por Teresa Donoso
3 febrero, 2017

Y quedó colgando del cuello hacia abajo… ¡Bravo!

Cuando la policía llegó a la escena se encontraron con algo muy poco usual: un hombre colgaba desde la ventana del baño de la casa después de haber intentado entrar a robar sin tener mucho éxito. El ladrón fue identificado como Sean Crashaw de 47 años quien después de identificar que la dueña de casa había salido a hacer las compras decidió intentar ingresar al domicilio.

MEN Media

Según el portal británico Mirror, cuando la mujer, de 60 años, volvió a su casa se llevó el susto de su vida y llamó inmediatamente a la policía.

La cabeza del hombre estaba atascada en la ventana y lo único que lo separaba del suelo eran sus rodillas y sus piernas que se afirmaban insistentemente del alféizar de la ventana.

Al lugar llegó la compañía de bomberos, quienes rescataron al hombre que posteriormente fue detenido por la policía.

MEN Media

El sargento Richard Garland aseguró que a pesar de lo cómico de la escena, no había que tomárselo con liviandad:

“Si bien podemos apreciar la naturaleza humorística de este trabajo, la señora que vive en la casa estaba muy asustada y se sentía muy mal con todo lo que había pasado. La mujer, de 60 años, salió a comprar a eso de las 11:10 de la mañana y cuando volvió a casa se encontró con un hombre colgando de su ventana. Se sentía muy mal”.

El ladrón fue sentenciado a ir a la cárcel y aunque la señora quedó extremadamente nerviosa, lo bueno es que el hombre no logró robar absolutamente nada de su hogar.

Puede interesarte