Por Juan David Montes
24 noviembre, 2016

Un poco de magia, en medio del horror que azota a Alepo.

Bana Alabed es una niña de siete años que se ha hecho popular gracias a su cuenta de Twitter, que es administrada por su madre. Lo particular es que Bana vive en Alepo, la zona más afectada por el conflicto en Siria. Hace poco mencionó en un tuit a J.K. Rowling, la escritora de la saga de Harry Potter, quien manifestó su interés por enviarle libros. Debido a la situación de Siria la única alternativa para acceder a ellos es a través de dispositivos digitales.

Esto no impidió que, en efecto, la escritora le enviará los libros a Bana.

El 23 de noviembre Bana compartió una fotografía en la que le da las gracias a J.K. Rowling por el regalo. Allí sostiene en sus manos un papel que dice lo siguiente:

“Gracias a mi amiga J.K. Rowling por los libros”.

Luego publicó el siguiente video en el que comenta que ya empezó a leer los libros y muestra la portada de uno de ellos, en la pantalla de un dispositivo electrónico:

La autora reaccionó ante el video con este tuit:

“¡Bana, esto me alegró mucho! ¡Te mando amor a ti y a tus hermanos!”.

También subió un par de fotografías en las que aparece leyendo en compañía de sus hermanos:

“Mis hermanos también quieren leer los [libros de] Harry Potter”.

¿Qué están haciendo? Estamos leyendo los libros de Harry Potter.

Horas después, en la cuenta de Bana se publicó la fotografía de una menor de edad muerta, que según el tuit era amiga de ella y habría perdido la vida a causa de un bombardeo.

Puede interesarte