Por Daniela Morano
28 septiembre, 2018

Le ruega que se vaya de su casa.

A veces pienso que lo peor que podría pasarme es entrar a una habitación en mi casa y encontrarme con una enorme araña. La sola idea me da escalofríos, no sólo por lo horribles que son sino porque no sabría exactamente qué hacer. Si fuese un pájaro correría a abrir una ventana, por ejemplo, pero hay animales e insectos que no sabría cómo liberar sin entrar en pánico.

Carl Ferris llevaba un buen rato en su casa jugando FIFA en su sofá, descansando después de un largo día. Pero de repente escuchó sonidos en la cocina. Una persona común y corriente pensaría que ese es el final, hay alguien robando y moriré.

La realidad fue peor.

Una paloma muy confundida había entrado a su cocina y estaba determinada en hacer de la tarde de Ferris una verdadera escena de película de terror.

“Jamás en mi vida había estado tan asustado. Odio mucho, mucho cualquier cosa que vuele y cuando las veo me muero de miedo. Esto resultó en un denso momento corriendo por mi departamento intentando sacar a la pobre paloma de ahí”, le dijo a UNILAD.

En el video, Ferris no sabe qué hacer y está evidentemente asustado de la paloma a quien intenta sacar pero esta se rehúsa, manteniéndose firme sobre una tabla para picar.

Todo en la cocina está sucio y cuando se le acerca la paloma vuela, como suelen hacer cuando alguien se les acerca mucho. Convengamos en que parece que Ferris no tiene mucha experiencia con pájaros.

Después regresa a la cocina y nuevamente está ahí sentada, solo que esta vez sobre los platos. Eventualmente la libera.

La manera de ayudarlas es no acercándose mucho, evitando que se asusten. Recuerden que ellas tienen más miedo que uno en situaciones como estas, pues están encerradas. Hay que avanzar con calma. 

Puede interesarte