Por Constanza Suárez
10 julio, 2018

El cohete de Takafumi Horie alcanzó los 18 metros de altura, hasta que el proyecto fracasó por completo.

Interstellar Technologies, fundada por el creador del proveedor de servicios de Internet Livedoor, Takafumi Horie, lanzó el cohete MOMO-2 desde un sitio de prueba en Taiki, al sur de Hokkaido, en Japón.

YouTube/Kachimai

Pero las imágenes transmitidas por la televisión japonesa mostraron que el cohete de 10 metros volvía a caer sobre la plataforma de lanzamiento segundos después del despegue, ardiendo en las llamas.

YouTube/Kachimai

El accidente del cohete fue un duro golpe para sus creadores, quienes intentaban enviar al espacio el primer cohete privado de Japón. Su primer lanzamiento de cohete MOMO el año pasado también fue todo un fracaso.

Takafumi Horie más tarde publicó fotografías en Facebook del equipo de Tecnologías Interstellar con los restos calcinados del cohete y escribió: “Gracias por su informe. El experimento de lanzamiento de Momo2 está terminado. El lanzamiento de un cohete y el sitio de lanzamiento después de una caída libre se ha asegurado alrededor de las 13:20 de hoy”.

Takafumi Horie

Luego añadió: “El campo de tiro de la escena se ha quemado, pero no hay daños en las instalaciones grandes. Nos gustaría informarle y agradecerle por todo su apoyo, ya que hemos terminado el experimento sin daños personales. Muchas gracias por todo”.

Pero aparentemente los deseos de Takafumi por conseguir su objetivo no se detuvieron tras este fracaso, ya que manifestó en la misma publicación que “continuaré desafiando el universo. Gracias por su patrocinio”.

AP

Afortunadamente no se informaron heridos durante la brutal explosión.

Puede interesarte