Por Felipe Costa
3 marzo, 2021

Con la aprobación de las vacunas de Johnson & Johnson, el presidente Joe Biden promete reducir en dos meses el plan de vacunación, esperando, que para marzo de 2022 se haya vuelto a la normalidad que había antes de la pandemia por coronavirus.

Una pregunta que ronda en la cabeza de casi todo el mundo estos últimos meses es ¿Cuándo podré vacunarme contra el COVID-19?. Si bien la planificación no dista de diferenciarse tanto en el mundo, es decir, primero los adultos mayores y finalmente los más jóvenes, la fechas en cada país dependerán de la cantidad de dosis disponibles y en Estados Unidos, el presidente Joe Biden anunció felizmente que el proceso podrá acelerarse con la llegada de las nuevas vacunas.

Reuters

La promesa es que a finales del mes de mayo de este año, habrá suficiente cantidad de dosis disponible para todos los adultos del país, reduciendo en dos meses el cronograma inicial. Esto último no sería posible de no haberse aprobado la vacuna de Johnson & Johnson y el acuerdo llegado con su laboratorio rival Merck & Co. que ayudará a producirlas en masa.

Biden busca la inmunidad de rebaño y aspira a que con las nuevas medidas, para marzo del año 2022 el país haya vuelto a la normalidad que había antes de la pandemia.

Reuters

Además, informó que ocupará un decreto federal para comenzar la vacunación de todos los profesores del país, con tal de priorizarlos en las listas y así comenzar a reanudar el sistema de clases presenciales en las escuelas y universidades. Entusiasmado con los avances, Joe Biden comparó este momento con el espíritu de colaboración nacional vivido durante la Segunda Guerra Mundial.

En una llamada con los distintos gobernadores, desde la Casa Blanca les pidieron que a partir de las próximas semanas, los estados se prepararan para suministrar entre 16 a 17 millones de dosis por semana, un reto que no solo dependerá del trabajo en conjunto de las autoridades, sino también de los laboratorios en cumplir con los plazos de entrega en esta acelerada etapa.

Reuters

A diferencia de las vacunas de Pfizer y Moderna, la del laboratorio Johnson & Johnson no necesita temperaturas tan extremas de frío para conservarse, así como tampoco que los pacientes vuelvan por una segunda dosis.

Reuters

En cuanto a la ayuda internacional, el presidente Joe Biden no ha descartado oficialmente un posible plan masivo de entrega de vacunas para otros países como México, algo que ha preocupado a la región, considerando que no todos tendrán la misma cantidad de muestras en el mismo período de tiempo.

Puede interesarte