Es una foto que te dará pesadillas. (Advertencia: podría herir tu sensibilidad)

Tengo súper claro que si todos nos hiciéramos responsables de nuestras acciones, el mundo sería muy distinto. Eso quizás hubiera hecho que la mujer de esta historia tomara una desastrosa decisión, y enterrara vivo a su segundo hijo por miedo a sus padres, ¿cómo tan inhumana de hacer algo así?

Este macabro hecho fue descubierto en la ciudad de Paddock, en la provincia de KwaZulu-Natal, en Sudáfrica, luego de que unos trabajadores de una fábrica de madera -donde la madre del recién nacido trabajaba- escucharan los llantos de bebé.

La madre del menor de 25 años, enterró a su hijo en una tumba hecha entre arena y madera sustraída por la mujer de la fábrica. La mujer confesó lo que hizo a la policía, después de que encontraran al menor 3 días después de su nacimiento. Fue un milagro que estuviese vivo.

CEN

El recién nacido fue encontrado cubierto de arena. La madre le dijo a la policía que lo hizo por miedo a sus padres; ella tenía otro hijo de 4 años y no sabía cómo actuarían sus padres si llegara con otro bebé a su hogar.

Tal como reporta Daily Mail, el menor se encuentra en cuidados intensivos de un hospital regional cerca de Port Shepstone. Asimismo afirman que la madre fue puesta en libertad, pero no hay información si es que la joven de 25 años se reunió con el bebé, o si se enfrenta a una condena.

¿Qué opinas sobre este caso?

Te puede interesar