Tiene 26 años, tres hijos, y muchos sueños por cumplir.

En 2014, Amy Jones recibió una noticia que le derrumbó su mundo: a los 24 años le detectaron cáncer de mama en fase tres. Pensó en sus hijos, en su esposo y en su familia. Además tenía muchos sueños pendientes que cumplir y era demasiado joven para morir.

Lloró sin parar pero decidió sacar provecho al tiempo que le quedaba.

Fuente

Escribió una lista de sueños y deseos y se propuso cumplirlos antes de morir, y al mismo tiempo dejaría una linda memoria a sus hijos de los últimos días que pasaron con su joven madre. Sabe bien que al final, los recueros son lo único que permanece.

Fuente
Fuente

Siempre con el invaluable apoyo de su familia, Amy y los otros pusieron en marcha una campaña virtual para recaudar fondos y poder concretar sus más grandes anhelos. El tiempo que le queda de vida es incierto, pero no ha perdido ni un segundo.

Amy es mamá de Jac, de 6 años, Olli, de cuatro y madre de crianza de Kia, de 13 años de edad, quienes la visitas cada día que recibe tratamiento en el hospital.

Fuente

Tres semanas antes de Navidad de 2016, los médicos le dijeron que todo estaba empeorando, porque además del cáncer de mama, le habían detectado varios tumores en distintas partes del cuerpo.

Después de recibir más noticias lamentables, continuó con su vida y se propuso cumplir en vida y con su familia sus más grandes deseos.

Getty

Su mayor suerño es el de conocer a Stereophonics, su grupo favorito. También quiere saltar en bungee, renovar los votos con su esposo, hacer cajas de recuerdos para sus hijos y llevarlos a Disney, viajar a México, tener un nuevo baño y renovar su cocina.

Getty

¡Mucho por cumplir y muchos recuerdos por dejar! ¿Qué sueños realizarías antes de partir?

Puede interesarte