Por Andrés Cortés
8 junio, 2018

Todo habría iniciado por un popular juego de celular.

En las redes de internet se ha encontrado un peligroso registro que nos pone los pelos de punta. Se trataría de un grupo de jóvenes que juegan el juego del “pollo” a un nivel más peligroso que nunca: esquivando camiones. Esperamos que este arriesgado entretenimiento, no se transforme en un viral.

Para quienes no conozcan “el juego del pollo“, su nombre proviene de una aplicación para teléfonos inteligentes que consiste en un pollo (u otro animal) que cruza varias avenidas en donde los autos no se detienen por un segundo.

Pues estos chicos decidieron imitarlo, pero de una forma aún más arriesgada: con camiones.

CEN

La grabación que corresponde a un teléfono móvil provendría de la provincia Western Cape, en Sudáfrica, de acuerdo al medio británico Mirror.

En las imágenes podemos ver cómo algunos adolescentes, que aún utilizan su uniforme escolar, corren velozmente hacia el camión, mientras este se encuentra en movimiento por la autopista y no muestra intención de detenerse.

La gracia es que sólo cuando se encuentran a pocos metros de estos grandes vehículos, los muchachos se tiran hacia un costado, evitando por centímetros la muerte.

CEN

En el mismo video clip se puede ver cómo 2 muchachos corren hacia el camión y uno de ellos se detiene a atar su zapato. Vamos, el ejercicio es simple: mientras más peligroso, mejor. Así funciona para ellos.

CEN

Los peligros de este juego.

Si los jóvenes que corren hacia el camión no logran esquivarlo a tiempo, es posible que sean arrollados o expulsados con mucha fuerza hacia un costado. Pero este no es el mayor de los riesgos.

En el video se puede ver cómo los conductores de los camiones, debido a los peligrosos y pocos correctos actos de los jóvenes, intentan esquivar y frenar levemente para no atropellar a los muchachos que “se divierten“.

Pero para los conductores de estos grandes camiones que viajan grandes distancias, este juego no es nada divertido. Las probabilidades de que, por esquivar a uno de los chicos pierdan el control del vehículo y se estrellen, no son bajas.

La preocupación es tal que el grupo de camioneros se ha quejado sobre este peligroso juego que pone en riesgo la vida de todos.

“Siempre es culpa de los conductores pobres cuando algo malo sucede y luego la madre quiere llorar en televisión, pero el 95%  de las veces ni siquiera sabe dónde está su hijo“.

-Grupo de conductores

Esperamos que dejar en evidencia estas prácticas haga, de una forma u otra, que los jóvenes dejen de practicarla y tomen consciencia de que están arriesgando tanto sus vidas, como la de los conductores.

Puede interesarte