Por Luis Lizama
10 agosto, 2020

La explosión ocurrida en el puerto dejó miles de damnificados y a la ciudad prácticamente convertida en escombros. Fue una tragedia, pero con amor y voluntad están saliendo adelante.

La tragedia ocurrida en Beirut nos dejó con el alma hecha pedazos. Las imágenes mostraron una situación realmente impactante, donde muchas personas perdieron la vida y otras tantas quedaron damnificadas. La ciudad se convirtió en escombros, principalmente en el sector del puerto de la capital. Con este panorama, muchos ciudadanos decidieron ponerse manos a la obra.

Se trata principalmente de jóvenes, que con escobas y guantes salieron a las calles de Beirut para limpiarla y reconstruirla. Quieren volver a verla de pie y salir adelante, para ello trabajarán incesantemente, motivados por el amor a su comunidad.

Reuters

Se trata principalmente de jóvenes, que con escobas y guantes salieron a las calles de Beirut para limpiarla y reconstruirla. Quieren volver a verla de pie y salir adelante, para ello trabajarán incesantemente, motivados por el amor a su comunidad.

Reuters

Según consignaron algunas investigaciones, se cree que la explosión fue producida por el descuido de más de 2.500 toneladas de nitrato de amonio, que se almacenaban en el puerto de la ciudad.

AFP

Lo cierto es que fue una verdadera tragedia, que devastó a todo el mundo. Ahora, la solidaridad y bondad de muchos jóvenes se ha hecho presente, ante la ausencia de voluntad de las autoridades.

Reuters

Han desarrollado una completa operación de limpieza, focalizados en el sector del puerto, en el epicentro de la explosión.

AFP

Los activistas han comenzado una campaña para restaurar muchos sectores de la ciudad, principalmente para quienes más necesitan. Desde hogares de ancianos y discapacitados, hasta edificios tradicionales.

AFP

Están bajo estado de emergencia, con el apoyo de las Fuerzas Armadas y muchísimas personas, todos enfocados en salir adelante. Estos activistas también llevan alimentos a quienes perdieron sus trabajos o su hogar.

Reuters

A medida que la ciudad se va limpiando y ordenando, van apareciendo más personas damnificadas y heridas, así como labores por hacer. No tenemos dudas de que entre todos saldrán adelante, el corazón del mundo está con Beirut.  

Puede interesarte