Por Alex Miranda
19 junio, 2018

La droga denominada «Spice» está arremetiendo con ciudadanos cada vez más jóvenes en Inglaterra, siendo la pobreza uno de los principales factores que induce al consumo.

Todas las semanas hay imágenes en la red que se vuelven virales, esta semana ese puesto lo ocupó una foto tomada en Reino Unido, donde se puede ver a tres personas que a duras penas pueden mantenerse sentados. Al rato después, pero en el mismo día, otra foto se se volvió viral, esta vez de un cuarto sujeto que estaba en las mismas condiciones sobre otra banca.

Las fotografías en cuestión fueron tomadas en Bridgend, una localidad al sur de Gales. Y al parecer, los protagonistas de esta están bajo los efectos de la peligrosa droga Spice, la cual se ha masificado en varios países. Esta droga, es una sustancia sintética e ilegal, que busca imitar los efectos del cannabis.

El detective Dean Taylor de la Policía del Sur de Gales, afirmó que aún no veía las imágenes, pero que estaba al tanto del efecto «devastador» y el «inmenso impacto nocivo» que Spice puede provocar en las personas que son consumidores de esta droga. «Yo le pediría a la comunidad que continúe trabajando con nosotros y enfrentándose a los narcotraficantes que nos imponen esta desgracia a los demás», dijo, apuntando a la rápida masificación de la sustancia.

BBC Mundo
BBC Mundo

¿Qué es el Spice?

Spice es el nombre de fantasía que recibe esta droga, también se puede encontrar con nombre como K2, Skunk, Kronic o simplemente fake weed (“marihuana falsa” en inglés). Una de sus características más extremas, es que tiene un efecto que es 100 más potente que su contraparte orgánica.
Para conseguir el producto, los distribuidores rocían plantas con las sustancias sintéticas que imitan el THC o tetrahidrocannabinol, que es -básicamente- el ingrediente activo natural que contiene la marihuana y responsable de sus ansiados efectos.

Por falta de investigación, no se han descubierto todos los efectos secundarios. A pesar de eso, la Unión Europea señala que su uso puede tener “graves consecuencias adversas” para la salud de los consumidores. Entre los efectos adversos están: Aumento de ritmo cardíaco, psicosis, accidentes cardiovasculares, insuficiencia renal y convulsiones.

Alamy

Australia y Rusia ya han reportado muertes por consumo de Spice. El último país en agregarse a la lista es Estados Unidos, con la muerte Reid Eckhart, un joven de 19 años que, después de ingerir la sustancia, quedó en estado de coma para luego morir.

La batalla contra las drogas sintéticas

La historia de esta droga se remonta 20 años atrás, en EEUU. Los cannabinoides sintéticos se diseñaron con la intención de probarlos en animales como parte de un programa que buscaba investigar sobre el cerebro. En la actualidad, es mucho más común encontrarla y está al alcance de cualquiera. Se puede encontrar en internet, y en forma de pastilla, líquido para cigarrillos electrónicos, o para fumar, como la marihuana tradicional. Es tanto, que actualmente es la segunda droga más consumida en Estados Unidos, solo superada por la marihuana orgánica.

Ian Millar

Varios países ya han prohibido esta sustancia: Francia, Alemania, Reino Unido, Suecia, Suiza, Rumania, Irlanda, Austria, Rusia, Australia, Chile, Puerto Rico y la mayoría de los estados de EEUU. El problema es que al ser prohibida, los productores solo cambian ligeramente los componentes químicos usados para crearla, lo que los hace ir un paso delante de la ley.

Trevor Shine, director comercial de la empresa de identificación de drogas Tic-Tac, dice que: «Cuando se veta un tipo crean otros a los que no alcanza la prohibición», dice antes de precisar: «Ocurre más con los cannabinoides sintéticos que con cualquier otra droga».

Mientras que El ministro del Interior británico, Mike Penning, dice que ya se pusieron en marcha: «sistemas de advertencia temprana» y que recientemente ya se han prohibido 500 nuevas drogas en el país. «Pero una prohibición general daría a nuestra policía y a las fuerzas del orden más poder para combatir el comercio de estas sustancias nocivas en su conjunto en lugar un enfoque de una por una», precisa.

Puede interesarte