Por Mariana Meza
5 enero, 2021

El polémico líder norcoreano volvió a sorprender, esta vez con una carta hacia su pueblo en la que deseó “una mayor felicidad y a los seres queridos buena salud”, todo esto en medio de sus dichos que aún niegan la llegada del coronavirus al país asiático.

Si creías que el 2020 fue extraño, el inicio del 2021 en Corea del Norte lo fue aún más. Y es que con una extraña y poco común carta, Kim Jong-un, el líder de la potencia asiática, le agradeció a la población de ese país, además de entregarles buenos deseos. Un mensaje que no dejó de sorprender a los habitantes norcoreanos.

“Deseo de corazón a todas las familias a lo largo del país una mayor felicidad y a los seres queridos buena salud”, fueron algunas de las palabras de este inédito mensaje de Kim Jong-un a los habitantes de Corea del Norte, manuscrito que, extrañamente, reemplazó al tradicional discurso de Año Nuevo y que fue publicado por KCNA, la agencia estatal de noticias, y el diario Rodong  ¿Lo más raro de esta situación?, la carta fue enviada a días de un importante congreso único de su partido. 

Jon Chol Jin/AP/picture alliance

La inédita carta de Kim Jong-un llegó después de los fuegos artificiales y las actividades propias de la celebración de año nuevo que se realizó en la Plaza Kim Il Sung, en Corea del Norte.

Jon Chol Jin/AP/picture alliance

“En este nuevo año también trabajaré para alumbrar pronto la nueva era en la que los ideales y deseos de nuestra gente se hagan realidad”, escribió el mandatario norcoreano y recalcó el apoyo del pueblo por “haber confiado” en su partido, más en estos “tiempos difíciles” en los que la pandemia del coronavirus no da su brazo a torcer. 

Un mensaje que se vuelve más extraño aún teniendo en cuenta que Kim Jong-un ha dicho en múltiples ocaciones que su país no hay casos de COVID-19. 

Jon Chol Jin/AP/picture alliance

Según los medios de comunicación norcoreanos, esta es la primera vez que un líder en Corea del Norte envía una carta de Año Nuevo. Y es que parece que Kim Jong-un quizo homenajear a su padre, Kim Jong Il, quien hizo lo mismo en 1995.

Puede interesarte