Por Catalina Yob
29 septiembre, 2017

La divulgación de las pinturas que fueron creadas en 2005, surgió presuntamente después de que Corea del Norte acusara al gobierno de Estados Unidos de declararles la guerra. Éstas muestran la «brutalidad de los americanos» en la guerra entre Estados Unidos y Corea del Norte de 1950.

La tensión entre Estados Unidos y Corea del Norte sigue aumentando precipitadamente conforme al paso de los días. Hace menos de 10 días, el líder supremo del país asiático, Kim Jong-un acusó a Donald Trump de declararle la guerra, lo que se tradujo en la excusa perfecta de Jong-un para amenazar al mandatario estadounidense. 

A raíz de la odiosidad que ambos mandatarios han instaurado en sus naciones, Kim Jong-un demostró que el repudio hacia Estados Unidos por parte de la comunidad norcoreana puede ser aún mayor. De forma reciente, el también Presidente del Partido del Trabajo de Corea decidió divulgar una serie de sangrientas imágenes que muestran la brutalidad de la guerra que se desencadenó entre ambos desde 1950 a 1953. 

Sinchon Museum of American War Atrocities
Sinchon Museum of American War Atrocities
Sinchon Museum of American War Atrocities
Sinchon Museum of American War Atrocities

A pesar de que la fecha de creación de las pinturas corresponde al 2005, el gobierno norcoreano ha decidido poner a disposición las imágenes a la comunidad para demostrar presuntamente de lo que son capaces los estadounidenses en tiempos de guerra. 

En el período en el que se prolongó aquella guerra, el Museo de las atrocidades de los americanos, ubicado en la localidad de Sinchon, exhibe a soldados estadounidenses torturando a niños, mujeres y hombres norcoreanos. Una de las más brutales muestra uno de los actos de violencia que presuntamente eran perpetrados por los soldados: extracción de dientes a carne fría. 

Sinchon Museum of American War Atrocities
Sinchon Museum of American War Atrocities
Sinchon Museum of American War Atrocities
Sinchon Museum of American War Atrocities

En el año 2014, el actual mandatario de Corea del Norte visitó las disposiciones del museo junto a su hermana, a raíz de lo cual catalogó a los estadounidenses como «caníbales que buscaban placer a través de la tortura humana». 

Puede interesarte