Por Felipe Costa
17 enero, 2021

El líder norcoreano Kim Jong-un comenzó una campaña anunciando los beneficios de una alimentación nutritiva para batallar contra el COVID-19, los llamados “alimentos de resistencia”.

En Pyongyang, Corea del Norte, acceder a un plato nutritivo es básicamente un privilegio que solo la clase dirigente se puede permitir. Según distintos informes que han aparecido a lo largo del tiempo, se trata de algo común que viene repitiéndose durante años, en que el pueblo ha debido aprender a vivir bajo una dieta estricta debido a la poca accesibilidad de alimentos.

Reuters

Según uno de los últimos reportes del medio Daily NK, encargado de difundir noticias del país norcoreano gracias a informantes que hacen llegar los datos a Corea del Sur, se supo que el régimen de Kim Jong-un comenzó una iniciativa para fortalecer las defensas ahora que el COVID-19 amenazaba también al país del norte. Según los líderes, los norcoreanos deberán llevar una alimentación nutritiva que los proteja del virus.

Sin embargo, se trata solo de una recomendación para el pueblo, ya que no existen intenciones por parte del gobierno de mejorar las condiciones alimenticias que sufre su gente.

Lóng Wǔ Láng Zhī Wěn

Una fuente norcoreana, enfatizó al Daily NK que es posible saber qué tan cercana es cierta familia al régimen o su estatus social solo sabiendo lo que come en casa. Mientras algunos apenas viven del arroz, otros tienen el privilegio de acceder a productos como el cerdo, la codorniz, el pato o incluso tortuga.

El partido de los trabajadores se ha encargado a lo largo del año 2020 de crear propaganda política sobre “los alimentos de resistencia”, que serían solo una pantalla para justificar los gustos extravagantes que se permiten desde el palacio. Además, se abrieron exclusivos restaurantes para que grupos gremiales accedieran a degustar los famosos platillos que solo un cierto porcentaje puede costear.

Reuters

Incluso el “delivery” llegó a la ciudad. Aunque algo distinto a occidente, se ha vuelto toda una tradición que los chefs de los restaurantes lujosos lleven preciados alimentos hasta las casas y cenen junto a las familias.

Reuters

Anguila, avestruz, rana toro y esturión, son otros de los “alimentos de resistencia” que suelen preparar para la élite, quienes hasta alardean de sus oportunidades afirmando que “están cumpliendo con un decreto del supremo líder”. Mientras tanto, fuentes disidentes encubiertas confiesan al Daily NK que no ven consecuencia en los dictámenes del régimen, sintiéndose que viven prácticamente en otro país.

Puede interesarte