Por Pamela Silva
4 diciembre, 2017

Y yo a los 16 con suerte iba al colegio.

¿Qué hacías tu a los cinco años? Posiblemente mientras nosotros jugábamos con autitos o muñecas, Dafne Almazán aprendió álgebra básica. Y ahí cuando el común de los niños durante su infancia se dedica a pasarla bien, ver dibujos animados en la televisión y lograr escribir su nombre con letra legible, ella se estaba graduando. 

Dafne es una niña superdotada -término que se aplica a todas las personas que posen un coeficiente intelectual de más de 130 puntos-. Con 16 años, cuando la mayoría está tratando de decidir qué hacer con su vida, ella ya es psicóloga y tiene una maestría en educación. 

Facebook Centro de Atención al Talento

“A los cinco años aprendí álgebra básica, entonces entré a los seis años ala primaria y la acabe un un año. A los siete entré a la secundaria y la terminé igualmente en un año. La preparatoria la terminé en dos y la licenciatura de psicología en tres. A los 13 empecé mi maestría en educación y actualmente quiero hacer un doctorado en educación o psicología”.

-Dafne Almazán  a CNN.

Facebook Centro de Atención al Talento

La chica, que fue incluida entre las 50 mujeres más poderosas de México a los 14 años, continua estudiando. Aprende chino, francés, está perfeccionando su inglés y también desarrolla su lado artístico, toca piano desde hace tres años y hace poco empezó violín y guitarra.

Además, no deja el aspecto físico de lado y practica Taekwondo y Kendo. No sé ustedes, pero yo si hiciera la mitad de esas cosas caería en un colapso nervioso y moriría de estrés a la primera semana.

Facebook Centro de Atención al Talento

Mientras que ella no sólo puede con todas esas cosas, sino que además tiene un rol muy activo en el “Centro de Atención al Talento”, institución que fundó su hermano -que también es superdotado- en compañía de su familia.

Familia Almazán

“De cada 100 sobre dotados que nacen, solo 4 se mantienen en la adultez. El realmente el cuello de botella donde perdemos el talento está en la niñez y la adolescencia”.

-Andrew Almazán a CNN.

Y lo que busca el centro es que todos esos niños superdotados tengan las mismas posibilidades que Dafne y puedan lograr grandes cosas, tal como ella lo hizo.

Puede interesarte