Por Teresa Donoso
31 marzo, 2017

¡Queremos que la justicia los obligue a responder!

El Servicio Nacional de Aduanas de Chile destruyó más de tres mil litros de cerveza que habían sido abandonadas en el puerto de Iquique, en el norte del país. Lo peor de todo es que era CERVEZA ALEMANA lo que definitivamente nos parece una crueldad y un crimen en contra de la humanidad y los amantes de cerveza.

Según indica T13, el director regional de la Aduana, Ricardo Aceituno indicó que el cargamento había llegado desde el puerto de Callao en Perú y que nunca había sido retirado desde el puerto chileno. Fue así como toda esta cerveza quedó en “presunción de abandono” y se inició un proceso administrativo para decidir que hacer con ella.

T13

El problema era que las latas y botellas habían vencido durante 2012 por lo que beberlas habría estado extremadamente mal, sin mencionar que el sabor habría sido terrible. Así que gracias por salvarnos de esa terrorífica experiencia.


Las cervezas correspondían a la marca alemana Fürstenberg en envases de lata de 330 y 500 ml y también botellas de 330 ml y bidones de 5 litros. En total eran 940 las cajas que fueron tristemente destruidas.

T13

El cargamento fue llegado hasta Alto Hospicio donde maquinaria pesada la eliminó, haciéndola pedazos. Los restos fueron posteriormente compactados al interior de un vertedero que, según T13, está especialmente habilitado para este tipo de procedimientos.

Tanta cerveza y tanta tristeza ¿Qué injusto es el mundo, no?

Puede interesarte