Por Constanza Suárez
24 junio, 2020

El presidente de Estados Unidos creía que 1 millón de personas llegaría, pero menos de 6 mil asistieron. Todo fue planeado por jóvenes en la plataforma digital.

La semana pasada, Donald Trump tuiteó: “¡Casi un millón de personas solicitaron entradas para el Rally de la noche del sábado en Tulsa, Oklahoma!”. Junto a su equipo preparaban un evento en un estadio con capacidad para 19 mil personas, pero la solicitud de entradas comenzó a subir rápidamente. Nadie se explicaba lo que ocurría, pero estaban felices con la alta convocatoria. 

Pero llegó el día del evento y los asistentes registrados no llenaron la arena del Centro del Banco de Oklahoma de Tulsa, que admitió a los manifestantes por orden de llegada, y el equipo de Trump abandonó los planes para que el Presidente hablara en un área fuera del arena. Incluso pusieron pantallas gigantes fuera el estadio, pero no el número de personas era muy bajo: contó con menos de seis mil personas. 

¿Qué sucedió?

AFP
AP

En la popular plataforma digital TikTok comenzó un plan previos al mitin de Trump, donde le objetivo era alentar a personas a registrarse en línea para el evento gratuito y no presentarse. 

Un video, con más de un cuarto de millón de reproducciones, llamó en especial a los fanáticos del K-Pop a unirse a esta campaña de troleo. Los seguidores de este género publicaron más de 6.000 millones de tuits solo el año pasado. Y tienen precedentes de tomar medidas por causas de justicia social.

Reuters

Un funcionario de la campaña de Trump dijo a CNN: “Teníamos 300.000 inscripciones legítimas de republicanos que votaron en las últimas cuatro elecciones. Esos no son niños (de TikTok). Fue el miedo a las protestas violentas. Esto es obvio ante la falta de familias y niños en el mitin. Normalmente tenemos miles de familias”. 

Reuters
Reuters

TikTok, propiedad de una empresa china, ya llamó la atención de los legisladores estadounidenses.

 

 

Puede interesarte