Por Alejandro Basulto
16 abril, 2019

Migingo se encuentra sobre el lago Victoria y a pesar que su tamaño (la mitad de una cancha de fútbol), es el hogar de 131 personas que se les arreglan viviendo en chozas metálicas y trabajando en la pesca.

Es posiblemente la isla con la mayor densidad del mundo. Cuenta con cinco bares, un salón de belleza, una farmacia, varios hostales, una iglesia y cuatro prostíbulos donde las mujeres trabajan mientras sus maridos pescan. Así es Migingo, la isla que es el motivo de conflicto entre Uganda y Kenia.

AFP

Sus fundadores son dos pescadores keniatas, Dalmas Tembo y George Kibebe, quienes después invitaron a su familiares y conocidos a vivir en esta pequeña isla. Ellos proclamaron a Migingo como una «República del Senado», un Estado libre, que aún no es reconocido. Tanto así, que deben pagarle tributos tanto a Kenia como a Uganda.

AFP

Según cifras oficiales, viven de manera permanente en la isla 131 personas, pero hay otras fuentes que estiman que realmente la población sería de casi 1.000 habitantes, que vivirían hacinados en chozas de metal separadas por pocos metros de distancia.

AFP

En esta isla de 1,8 kilómetros cuadrados, la mayor fuente de economía es la pesca. La venta de la perca del Nilo les permite ganar lo que sería equivalente a 2 o 3 veces lo que se gana en el África continental, es decir, entre 200 a 250 dólares mensuales.

Del turismo no pueden sacar mucho provecho debido a sus propias reglas, ya que según señala el medio RT, los vecinos impusieron entre sus leyes, una que no permite a los extranjeros o personas ajenas a la isla, permanecer más de un día en ella. Sin olvidar, que se encuentra prohibido migrar a Migingo.

AFP

Han intentando instalar una escuela primaria, la cual estuvo hasta mediados de junio del 2018, ya que fue clausurada por miembros de los servicios de seguridad de Uganda al ver dicho recinto educativo como un intento reivindicatorio de Kenia sobre la isla. Y a pesar del enojo de las familias de pescadores, optaron por respetar la orden de los oficiales ugandeses.

Cerca de Migingo está Usingo, la cual es una isla más grande que está a tan solo 200 metros de distancia. Pero según las creencias de algunos habitantes de Migingo, esa isla estaría poseída por un espíritu maligno. Sin olvidar que para otros, sería más insegura que la pequeña isla y «Estado independiente» en el cual ellos se encuentran viviendo en este momento.

Puede interesarte