Con 9 años de edad, Licypriya Kangujam, compró 100 concentradores de oxígeno, para ayudar a hacer frente a la crisis sanitarias. Sin embargo, advierte que eso está todavía muy lejos de ser suficiente, por lo que insta a que el mundo y quienes puedan, donen más a su país.

Hace un tiempo, siendo tan solo una pequeña niña, Licypriya Kangujam, se convirtió en una de las activistas ambientales contra el cambio climático, más famosas y premiadas de su país. Al igual que con Greta Thunberg, con quien la comparan mucho, esta niña de 9 años se transformó en el rostro de un movimiento estudiantil y juvenil contra el calentamiento global.

Realizó discursos y manifestaciones contra la contaminación del aire y la necesidad de optimizar el uso de los recursos, ganándose rápidamente un lugar importante en la lucha por un mundo más saludable.

Licypriya Kangujam / Twitter

Pero hoy lo que más golpea y hace daño a la población india, es lamentablemente la pandemia del COVID-19. El país suma más de 20 millones de personas contagiadas y más de 221.000 víctimas fatales producto de esta enfermedad.

Una dramática realidad que ha hecho que Licypriya abandone temporalmente el activismo medioambiental de entre sus prioridades.

Licypriya Kangujam / Twitter

Para precisamente enfocarse en ayudar a sus compatriotas que están muriendo por la falta de oxígeno en sus pulmones.

Una crisis sanitaria tan grave, que impulsó a que esta niña de 9 años gastara sus ahorros para comprar un total de 100 concentradores de oxígeno, de los cuales, 10 ya están en el país.

Licypriya Kangujam / Twitter

Además de que a través de sus redes sociales, la “Greta de la India” también ha instado a las personas a donar, para así ayudar a los miles de vidas que se encuentran en peligro por el coronavirus.

Incluso ha utilizado cada espacio mediático y contactos que tiene para solicitar apoyo internacional, porque realmente la situación en su país es alarmante, habiendo subido ella varias fotografías de gente muriéndose en las calles de la India por la falta de oxígeno.

Licypriya Kangujam / Twitter

La niña que en junio del 2019 pasó una semana protestando frente al Parlamento de la India con el fin de lograr que el primer ministro Narendra Modi aprobara una ley sobre el cambio climático, recibiendo en agosto de ese mismo el “Premio Mundial de la Paz para la Infancia 2019” y en octubre del 2020, el título de “Estrella en ascenso” por la Red del Día de la Tierra.

Ha costeado la ayuda que ha brindado a su país contra el COVID-19, justamente gastando del dinero que había recaudado a través de los premios que le han dado.

Puede interesarte