Tiene 64 años y duerme sobre la basura. Sus hijos han querido llevarla a casa, pero ella insiste en mantenerse ahí.

Nada bueno se puede pensar al escuchar “El tren de la muerte” o “La Bestia”. Bueno, esos son los dos apodos que tienen las líneas del tren que pasa por Guadalajara en su camino a Estados Unidos. Parten desde Centroamérica y atraviesan México, y en ellas pasan miles de inmigrantes de Guatemala, Honduras y México buscando una nueva vida.

Chris Donovan

Muchos deben quedarse en los rieles, buscando comida o mercancía que los ayude a sobrevivir y seguir su viaje. Y en esas vías, cerca del mercado de Guadalajara, suelen encontrarse con Laura Ávila. Esta mujer tiene 64 años y ha dedicado su vida a ayudarlos. Chris Donovan, del sitio Vice, logró dar con ella y dio a conocer su historia

Chris Donovan

Laura monta un campamento en las vías y convive con estos inmigrantes día a día.

Para aportar con algo que necesiten, pasa sus días recolectando basura de mercados cercanos para luego entregarle lo que encuentra a ellos. Darles basura puede sonar como algo extraño y poco útil, pero en sus casos es algo vital.

Chris Donovan

“Por ejemplo, a veces encuentro una caja de zapatos perfecta; sé que siempre hay inmigrantes que intentan vender zapatos para conseguir algo de comida. Les doy una caja de zapatos para que parezca más profesional, para que les sea más fácil venderlos”.

-Laura Ávila-

Chris Donovan

Una acción increíble en la que no está sola.

Si bien es la única en el lugar, se sabe de otras que siguen su ejemplo. Mil kilómetros al Este de su ciudad, en Veracruz, se conoce a una red de mujeres que se hacen llamar “Las Patronas”. Ellas le dan alimentos a hombres, mujeres y niños migrantes, a los que esperan al lado de los rieles.

Chris Donovan

Saber eso es algo esperanzador, pero de igual manera Laura no está realmente acompañada. Duerme sola sobre un colchón de bolsas de basura que ella misma se armó.

Chris Donovan

Su esposo murió hace décadas por las pésimas condiciones en las que trabajaba (otra cosa que motiva a la mujer en su increíble labor), y si bien tiene hijos que le ofrecen un espacio en sus apartamentos, ella se niega a ir con ellos.

Chris Donovan

“Estoy acostumbrada a vivir al aire libre, me encanta la naturaleza y me encanta la gente que viene a esta parte de la ciudad en busca de una vida mejor. Hago todo lo que puedo para ayudar a la gente. Es la razón por la que estoy aquí en la tierra”.

-Laura Ávila-

Tras recibir la ayuda de Laura y juntar fuerzas gracias a ella, los inmigrantes corren tras un tren de carga y saltan sobre él, para continuar su viaje hacia Estados Unidos.

Chris Donovan

Ella se queda deseándoles suerte, y esperando al próximo.

Te puede interesar