La familia pide justicia por su hijo que murió en el quirófano, sin embargo trabajadores de la salud salieron a marchar. ¿Quién tiene la razón?

La noche del 26 de noviembre de 2017, Daniela Trujillo Ramos y Ni Hussein Luna López esperaban que su único hijo entrara a pabellón para una cirugía en su brazo. El pequeño Edward, de 3 años, solo vestía una amplia playera mientras estaba inmovilizado en la cama del hospital con su brazo fracturado. El pequeño juguetea con la sábana y ríe con sus padres. Ellos no se esperan que será la última vez que podrán estar con él con vida.

Edward y su familia llegaron ese domingo de noviembre a un centro de diversiones en el municipio de San Francisco Telixtlahuaca. Allí el niño tuvo un accidente que le fracturó el brazo. Los padres fueron rápidamente al Hospital Civil Doctor Aurelio Valdivieso de Oaxaca pero no pudieron atenderlo por un paro de trabajadores, así que acudieron al hospital “Del Valle”.

Imagen Noticias

A eso de las 22:00 horas del domingo, Edward entró al quirófano atendido por los doctores Luis Alberto Perez y la anestesióloga Gabriela López. A las 3:40 de la madrugada comenzó la pesadilla.

“Su hijo no regresa de la anestesia, está grave, lo estamos estabilizando con medicamentos”, le dijeron a la pareja en el recinto hospitalario tal como constata el Diario El Universal.

Imagen Noticias

A las 6:30 de la madrugada lo trasladaron al hospital privado San Lucas que contaba con una Unidad de Cuidados Intensivos, pero ya era tarde: Edward tenía muerte cerebral y su diagnóstico era taquicardia supraventicular. 

Justicia por Edward

Imagen Noticias

Los padres del pequeño de 3 años decidieron alzar la voz por la muerte de su hijo y acusan al doctor Luis Pérez como el culpable de la muerte de Edward. 

En primera instancia, las pericias forenses arrojaron que el niño murió por una sobredosis de lidocaína (anestesia), pero tras otros análisis en el cuerpo de Edward, se descubrió que la causa de muerte fue porque el niño no se encontraba en ayunas al momento de la intervención quirúrgica.

Imagen Noticias

“Ahorita con los estudios que ya se hicieron a mi hijo, no fue una sobredosis de anestesia; por lo que sabemos mi hijo se broncoaspiró por el alimento que él tenía (…) Los médicos quisieron revertir esta situación y por tanto medicamento que él tenía en su cuerpo le dio un edema cerebral”.

-Daniela Trujillo a Radio Fórmula

La supuesta culpabilidad de Pérez

Con esos antecedentes, la madre es categórica diciendo que el médico traumatólogo tuvo la culpa del deceso de su hijo debido a que sabía que Edward no estaba en ayunas a la hora de la operación y aún así lo operó.

El médico fue detenido el 2 de abril por la supuesta negligencia en el tratamiento del niño y fue recluido en el penal de Santa María Ixcotel, Oaxaca. La justicia lo acusó de homicidio doloso por la muerte de Edward. 

Desde la cárcel, Luis Alberto Perez escribió una carta que expresaba que “Solo deseaba ser el mejor doctor del mundo“.

La detención de Pérez hizo que se creara un movimiento nacional llamado #YoSoyMédico17, que buscaba acciones para la liberación del médico, y poco después el gremio de la salud llamó a paro.

https://twitter.com/__Lizza___/status/983007753630355456

El jueves 12 de abril el tarumatólogo pediatra fue liberado.

“De esta manera, se sientan las bases para esclarecer y hacer justicia en los lamentables hechos en los que se vio involucrado el Dr. Pérez Méndez, al intervenir quirúrgicamente a un menor que posteriormente falleció. Es evidente que un médico en el ejercicio de su profesión busca el bienestar de su paciente y en sus acciones en ningún momento existe la voluntad de producir un daño”, señaló el tribunal.

Ahora Luis Alberto cuenta con medidas cautelares y podrá enfrentar su proceso en libertad.

¿Crees que exista culpabilidad por parte del médico?

 

Puede interesarte