Por Ruben Peña Blanco
22 febrero, 2017

El descubrimiento es histórico.

La NASA ha realizado uno de los mayores e importantes anuncios a la humanidad. Ha descubierto la existencia de un nuevo sistema solar a 39 años luz de La Tierra, conformados por siete planetas con increíbles similitudes al nuestro y en los que al menos tres pueden contar con vida extraterrestre ahora mismo.

NASA

Se trata del mayor descubrimiento de nuestro universo en muchísimos años. Los científicos han revelado que los planetas tienen casi el mismo tamaño que La Tierra y orbitan alrededor de una estrella enana fría conocida como TRAPPIST-1. Los seis planetas interiores se encuentran en una zona templada donde las temperaturas de la superficie varían de cero a 100 grados centígrados.

Varios telescopios fueron usados por un equipo internacional de astrónomos para encontrar estos siete exoplanetas.

NASA

Pero, ¿qué es un exoplaneta? Bueno, es un planeta que gira alrededor de una estrella que no sea el Sol, por lo que no pertenecen a nuestro sistema solar. En el caso de los exoplanetas rocosos y de una masa similar a la de la Tierra, sirven para buscar vida tal y como la conocemos aquí.

También se cree que tres de ellos cuentan con océanos, lo que aumenta aún más la posibilidad de alojar vida como la conocemos en nuestro planeta. Ningún otro sistema estelar conocido contiene un número tan grande de planetas del tamaño de la Tierra y probablemente rocosos, señalan los científicos.

NASA

La NASA reitera que se trata de “la mejor oportunidad de vida extraterrestre” que se tenga. Los investigadores afirman que sabrán si hay o no vida en cualquiera de estos planetas dentro de una década, y comentaron que “esto es sólo el principio”.

Quizás lo más importante de este revelación es que estos planetas tienen condiciones atmosféricas vitales necesarios para cultivar la vida biológica, al igual que en La Tierra.

NASA

“Ahora tenemos siete planetas que podemos estudiar en detalle para la vida, y esto es algo que ya estamos haciendo” señaló Michael Gillon, un astrónomo de la Universidad de Lieja, Bélgica.

Sin embargo, a pesar de ser una noticia de importancia mundial, la gente no pudo evitar reaccionar con divertidos comentarios:

 

Por favor gente, tómense algo en serio.

Puede interesarte