Por Diego Cid
3 julio, 2017

Nadie más se hubiese atrevido.

En Hunan, China, han sufrido los devastadores efectos de las peores inundaciones que han sufrido en, al menos, los últimos 300 años. Más de 270,000 personas han debido abandonar sus hogares en la ciudad de Loudi y fue en aquel lugar en que se vivió uno de los momentos más impactantes, en el que un policía logró lo impensado.

En este video se puede ver cómo un policía, identificado como Huang Xuezhi, se aventura en la fuerte corriente acumulada por las dos semanas de lluvia que han azotado la región. Su misión es una y bastante clara: debe rescatar a una bebé.

Con intenso dramatismo, puede verse como Huang lleva a la pequeña de dos años en sus hombros mientras combate por mantenerse en pie con el agua hasta casi su cuello.

AsiaWire

Se estima que decenas de miles de personas intentaban abandonar la ciudad en ese momento. El video ha sido visto casi 7 millones de veces a través de distintas plataformas.

Barcroft Media

Afortunadamente, él logró llevar a la pequeña a los botes de seguridad dispuestos por los rescatistas después de que el río Xiangjiang se desbordara.

Más de 800 áreas, entre pueblos y ciudades, han sido afectados por las inundaciones en la provincia de Hunan.

Barcroft Media
Barcroft Media

Es probable que el nivel del agua siga aumentando conforme las lluvias no se detengan.

Aún no se ha definido la cantidad de muertos -aunque se estiman cerca de 40- ni las pérdidas económicas.

Puede interesarte