Por Alejandro Basulto
9 diciembre, 2019

Además de que los cinco partidos de su coalición de gobierno, serán liderados por el género femenino.

Finlandia es uno de los países soñados. Lidera en diferentes rankings globales de calidad de vida, fue elegido el país más feliz en el informe del 2018 sobre la felicidad en el mundo, está también entre los más seguros, además de que tiene una conciencia ecológica más desarrollada que otras naciones de su mismo continente. Sin olvidar que su sistema educacional es admirado en todo el mundo, siendo uno de los más laureados.

REUTERS

Pero actualmente está pasando por una crisis política. Debido a que en un contexto donde la extrema derecha está un auge, al mismo tiempo el Partido de Centro había aseverado perder la confianza en la capacidad de liderazgo de Antti Rinne ante las huelgas en su país, quien era el primer ministro por el Partido Social Demócrata.

REUTERS

Por ello, este mandatario terminó renunciando, provocando también una ruptura informal de la coalición de los partidos gobernantes, siendo conformada esta por los socialdemócratas, el Partido del Centro y además de otros tres colectivos de menor peso, como es el caso de los Verdes, la Alianza de Izquierda y el Partido del Pueblo Sueco de Finlandia, según información de AP y Reuters. Pero esto cambiaría tras la últimas elecciones y la nueva formación de gobierno, ya que otra vez se verían unidos, y en esta ocasión bajo liderazgos femeninos.

AP

Esto porque Finlandia tendrá como primera ministra a Sanna Marin, del partido Social Demócrata y con tan solo 34 años de edad, siendo la mandataria más joven del mundo en su cargo. Teniendo además como Ministra de Finanzas a Katri Kulmuni, del Partido de Centro, quien de hecho tiene 32 años. Sumándosele a ellas otras lideresas en su gobierno, como es el caso de las ministras Li Andersson (34) de la Alianza de Izquierda, Maria Ohisalo (34) de los Verdes; y Anna-Maja Henriksson (55 ) del Partido Popular Sueco, quien es la mayor.

 “Nunca había pensado en mi edad o género. Pienso en las razones por las que me metí en política y aquellas cosas por las cuales nos hemos ganado la confianza del electorado”

– declaró a un medio local la futura primera ministra, Sanna Marin, quien se declara feminista y que fue criada en una familia homoparental (dos mujeres lesbianas).

GETTY IMAGES

Además, esta será la primera vez en la historia del país escandinavo en que los partidos de la coalición de gobierno son liderados por mujeres en su totalidad, ya que las ministras anteriormente mencionadas, también son las respectivas presidentas o directoras de sus propios partidos. Un gobierno que encarna muchas esperanzas en medio de un contexto de muchas huelgas que han detenido buena parte de la producción en el país.

Puede interesarte