Por Ignacio Mardones
23 julio, 2018

Una simple distracción puede tener consecuencias devastadoras.

La tecnología controla nuestra vida, ahora estamos conectados al 100% y podemos comunicarnos con cualquiera cuándo y dónde queramos. Sin embargo, hay situaciones en las que el sólo hecho de tomar un teléfono puede poner en riesgo la vida de las personas: el ejemplo más común es cuando se está conduciendo. Simplemente no podemos esperar a que el coche esté detenido, tenemos que ver quién nos escribió o atender la llamada, lo que demuestra los niveles de ansiedad a los que hemos llegado.

No todos salen ilesos de esa distracción, han habido y siguen ocurriendo casos fatales todos los días. Probablemente sepas qué es lo que viene a continuación, pero creo que deberías verlo de todas maneras:

Esto fue lo que comentó una madre en Facebook luego de ver el video. Se nota el impacto que tuvo en ella, pero al menos la hizo dar un giro positivo en su vida:

p-1

El video está hecho con cuidado: uno predice lo que va ocurrir, sabe que la tragedia se avecina, pero de todas maneras sorprende cuando ocurre…

 

Y tú,  ¿tienes el cuidado suficiente?

Puede interesarte