Por Camila Cáceres
20 septiembre, 2017

Esperamos honestamente jamás tener que oírlo.

Su alteza la Reina Isabel II es una importante figura política en más de cincuenta países que son parte de la “Mancomunidad de Naciones”, mejor conocida como el Commonwealth y es la monarca británica que más años se ha podido jactar de tal posición, incluso más que su tatarabuela, la famosa Reina Victoria.

Con 91 años es ahora también la gobernante con mayor edad en el mundo.

La primera guerra mundial se declaró acabada el 11 de noviembre de 1918. Elizabeth nació ni una década entera más tarde, el 21 de abril de 1926. Entraba en la adolescencia, con sólo 13 años, cuando Hitler se quiso declarar emperador y detonó la segunda guerra en afectar al mundo entero.

En 1947, la junta que dirige el “Boletín de Científicos Anónimos” de la Universidad de Chicago creó el Reloj del Apocalipsis.

El Reloj del Apocalipsis se guía por la metáfora estadounidense de que el mundo siempre está a “dos segundos de la medianoche”, en la que la medianoche marca el fin del mundo. Haciendo un análisis de las amenazas a las que estamos expuestos, como guerras nucleares, cambio climático o factores externos como meteoritos con dirección a la tierra, el minutero del reloj está más o menos cerca de dar las 12.

El 2015 el reloj estaba a tres minutos de la medianoche, pero en 2017 el minutero fue avanzado a dos minutos y medio.

Por supuesto que el Palacio de Buckingham está preparado para cualquier desavenencia y, con más razón de la que nos gusta admitir, lleva varias décadas preparados para la tercera guerra mundial.

La Reina Isabel II incluso tiene un discurso preparado.

Bueno, es un discurso que fue escrito en 1983 cuando la Guerra Fría amenazaba explotar, arrastrando en su destrucción al resto del globo, pero partes fueron compartidas por la BBC y es realmente aterrador lo relevante que continúa siendo.

“La locura de la guerra se expande una vez más sobre el mundo y nuestro valiente país debe prepararse una vez más para sobrevivir a pesar de todas las adversidades.

Nunca he olvidado el dolor y el orgullo que sentí cuando mi hermana y yo nos agachamos juntas frente a la radio para escuchar las inspiradoras palabras de mi padre en ese fatídico día en 1939 [cuando inició la II Guerra Mundial].

En ningún momento pude imaginar que esta solemne y terrible tarea podría un día corresponderme a mí”.

Reina Isabel II

«Cualquiera sean los terrores que nos esperan, las cualidades que nos han ayudado dos veces a mantener nuestra libertad intacta durante este triste siglo serán una vez más nuestra fuerza”.

Mi esposo y yo compartimos con las familias y lo largo y ancho de nuestra tierra el miedo que sentimos por nuestros hijos e hijas, esposo y hermanos que nos han dejado para servir a su país”.

Reina Isabel II

Al momento de escribir el discurso, el hijo menor de la reina, el Príncipe Andrés, se encontraba sirviendo a la Armada Real y es sabido que la familia real temía que el enfrentamiento atrapara al joven monarca en alguna situación peligrosa.

El discurso por entero, según lo describe la BBC, es “simple” y “corto”. 

Claro que nadie quiere que exista la ocasión de escucharlo, por simple o corto que sea.

Puede interesarte