Por Josefina Pizarro
4 enero, 2018

No era un héroe, ni mucho menos.

Aunque ya es parte del triste pasado de los mortíferos ataques terroristas, jamás podrá ser olvidado. El 22 de mayo de 2017 se produjo una terrible explosión en el Manchester Arena en la ciudad de Manchester, Reino Unido, al final de un concierto de Ariana Grande. La cantidad de muertos fue 23, entre ellos muchos niños y adolescentes. Horrible.

Uno de los héroes de esa fatídica noche fue nada más ni nada menos que un hombre sin hogar llamado Chris Parker, un vagabundo que solía deambular por las calles de Manchester sin un solo centavo.

PA

Cuando ocurrió el terrible atentado, se encontraba a las afueras del Manchester Arena. Por eso, cuando excusó las explosiones, fue uno de los primeros en correr a socorrer a las víctimas que sufrieron.

Ayudó a una pequeña de nueve años y vio como una mujer de 60 años moría en sus brazos.

“Todo el mundo estaba feliz. Mientras estaban saliendo por las puertas de cristal escuché una explosión y un segundo después un flash, después, humo y muchos gritos. Me hizo caer al suelo y después me levanté, mi instinto me hizo intentar ayudarles“, dijo Parker, en ese momento.

Gracias a sus emotivas y numerosas entrevistas provocaron una campaña de crowdfunding, donde se recaudó más de 55 mil dólares.

PA

Pues bien, hoy en día se descubrió que no era tan héroe como pensabamos.

Hace poco salió a la luz una grabación en la que se veía a Parker robando a las víctimas mientras yacían en el suelo, sangrando.

PA

Entre los cargos, están los siguientes:

-Robó una tarjeta de débito y el bolso de una víctima lesionada mientras esta hacía una mueca de dolor en el piso con 15 heridas de metralla.

-Le quitó un iPhone 6 a una víctima adolescente herida antes de tomar fotografías de cadáveres.

-Hurgó en los bolsillos y bolsas de víctimas moribundas y heridas en el vestíbulo.

-Luego descaradamente gastó el dinero robado en un McDonald’s horas después del ataque.

PA

Este miércoles el antes considerado héroe ha admitido dos cargos de robo y otro de estafa en su primer día de juicio. Lo peor de todo es que ya tenía una serie de condenas anteriores por hurtos en tiendas y delitos de robo.

PA

Una verdadera lástima.

Puede interesarte