Por Elena Cortés
16 junio, 2017

Si no fuera por Natasha, su pequeña de 6 estaría muerta.

El terror que se vivió en el incendio en la torre Grenfell en Londres ha dejado un enorme vacío en el corazón de todos. Hasta el momento, y según informaron servicios policiales y de recate, hay seis personas fallecidas confirmadas y decenas permanecen desaparecidas. Además, 74 personas por lo menos resultaron heridas.

AFP

Entre la conmoción, la historia de una mujer llamada Natasha Elcock dio la luz de esperanza ante tan terrible situación.

Facebook @NatashaElcock

Cuando la mujer se dio cuenta de lo que estaba ocurriendo en el edificio que vivía, tuvo que actuar rápidamente para salvarle la vida a su familia entera. Entre la desesperación y las indicaciones de permanecer en el departamento, Natasha actuó con rapidez.

Facebook @NatashaElcock

Estaba atrapada en el piso 11.

“Probamos salir por la puerta, pero estaba demasiado caliente, así que comencé a buscar otra solución porque nos estábamos desesperando, contó a Daily Star.

Facebook @NatashaElcock

A pesar de haber llamado pidiendo ayuda “más de 100 veces”, nunca fue atendida por nadie, así que tomó a su hija de seis años en brazos y le indicó a su novio ir a la habitación más fría de la casa, que en este caso era el baño.

“Dejé que el baño se inundara. Esto mantuvo húmedo el suelo y pudo salvarnos la vida”, afirmó.

Facebook @NatashaElcock

Los padres mantuvieron a su pequeña en el suelo, donde había más humedad y esperaron ahí durante más de una hora hasta que por fin llegaron los bomberos. Se salvaron, pero la experiencia los ha marcado de por vida.

“La puerta del baño se doblaba y las ventanas estaban agrietándose. Era terrible”. 

Facebook @NatashaElcock

Al final, los bomberos entraron a la vivienda y se llevaron a Natasha y su familia. 

Facebook @NatashaElcock

¡Qué valiente!