Por Ignacio Mardones
2 julio, 2020

En cuestión de segundos, la temperatura bajó 20 grados.

Es normal que cada cierto tiempo lleguen noticias extrañas desde o sobre Rusia. Esta no sería la excepción. Porque ver una playa repleta de gente tranquila, disfrutando del fin de semana, que luego se transforma en la que podría ser una de las 10 plagas de Egipto, es un acontecimiento que sorprendería a cualquiera. El viento, las bolas enormes de hielo que caen desde las nubes, los bañistas que intentan protegerse con toallas o camas flotantes; todo esto da para un suceso trágico que, esperemos, no haya cobrado víctimas.

La gente disfrutaba de un día de playa, sin más preocupaciones que echarse crema solar de coco y vigilar las travesuras de sus pequeños…

Руслан Соколов

En cuestión de segundos, la temperatura bajó 20 grados y esto es lo que sucedió.

Руслан Соколов

Del cielo de Siberia empezaron a caer –como balas–, pelotas de hielo, directo al agua, a los bañistas, a la arena que antes actuaba como un colchón suave.

Pobre del que no corrió. Pobre del que dormía sin un quitasol sobre su rostro.

Руслан Соколов

La fecha: 12.07.2014. ¿La razón? No tenemos otra que la que indica el autor del video: “This is Siberia, baby”.

Руслан Соколов

La superficie de agua se erizó como el lomo de un perro enojado. El cielo –el aire mismo– fue afectado por una pátina borrosa, digno de un film de vampiros. Y los rusos… ¿Qué no ha resistido este pueblo? 

A pesar de todo, diríamos que todos supieron manejarlo bastante bien. Como sabiendo lo que debían hacer ante tan extraño evento.

.

Puede interesarte