Por Camila Cáceres
28 septiembre, 2017

Lo que hizo es realmente asqueroso.

Un criminal de Melbourne, Australia, pensó que se pasaba de listo al entrar por una ventana a la casa de una familia que había salido por el día. Pasó más de cinco horas aprovechando los “lujos” de la residencia para darse un baño de tina con burbujas, afeitarse ¡y hasta lavarse los dientes con uno de los cepillos! ¿Te imaginas qué hubiera pasado si los residentes no hubiesen tenido una cámara de seguridad? 

¿Sabes quién ha estado usando tu cepillo dental?

Eso sí, no fue lo más perverso que el hombre hizo en la casa.

Luego de cocinarse una sopa instantánea y sentarse a jugar Playstation, el extraño, totalmente confiado de su soledad, se masturbó en la sala de estar.

Luego escapó de la misma forma que entró con todos los aparatos electrónicos que podía cargar.

Las cámaras capturaron su, er, “mejor” ángulo para la policia australiana que ahora se encuentra buscándolo, pero que por razones obvias no pudo compartir todo el contenido de la filmación. De momento, con un recato que el criminal claramente no comparte, han liberado sólo dos fotografías.

Handout / Melbourne Police

Lo han descrito como un joven de alrededor de 20 años con cabello castaño que llevaba puesta una chaqueta Richmond, shorts negros y una gorra negra.

¿Te imaginas lo que habrán sentido los dueños de casa cuando vieron la cinta? ¡Qué terrible susto!

Puede interesarte