Por Alejandro Basulto
11 junio, 2019

En Israel, este delincuente hacía creer que el aguacate era una bomba y que la iba a lanzar si el personal no le entregaba el dinero.

Un hombre de 47 años, que aún no podido ser identificado públicamente, se está robando la portada de los medios en Israel, tras su peculiar manera de robar. Y no es que sea un especie de Robin Hood o un ladrón con el carisma que tenían Bonnie y Clyde, sino que es más bien conocido por su intrigante «arma«.

Debido a que mientras otros ladrones utilizan cuchillos, pistolas, sub-ametralladoras, u otro tipo de armas similares, que generan temor en la víctima. Este sujeto utilizaba paltas. Sí, aguacates que hacía creer al asaltado que era una bomba y no una fruta. Y a pesar de lo difícil que sea de creer, esta estrategia delictual le daba buenos resultados.

Israel Police

Debido a que este ladrón llegó a robar 8.000 dólares tras asaltar dos bancos israelíes. Amenazó diciendo que la palta que tenía en su mano era una granada y que si no le daban el dinero, la iba a lanzar. Lo que provocaba que los empleados de los bancos, casi de manera instantánea, le dieran el dinero que solicitaba.

Su primer robo fue de 4.450 dólares, y tras que la empleada se negara a pasarle el dinero, sacó su peculiar «arma», amenazando que la iba a lanzar haciéndola explotar. La mujer enseguida vació el cajón de efectivo, según informó el Times de Israel.

Shutterstock

Posteriormente, tras pasar cinco días después de su último robo, este hombre apareció con un sombrero y gafas, con la finalidad de no ser captado por las cámaras de CCTV, realizando el mismo procedimiento y esta vez obteniendo 3.300 dólares.

Gracias al rastreo de los datos de su teléfono móvil, el hombre pudo ser encontrado. Se le arrestó y se descubrió su «granada», que era nada menos que un aguacate pintado de negro. Un curioso caso más para este delincuente que ya tenía una larga historia criminal.

Puede interesarte