Por Alejandro Basulto
19 junio, 2020

La delincuencia es un fenómeno social que a muchos preocupa, pero aún entre todas las malas noticias que tiende a dar, pueden colarse algunas positivas.

Sin duda ser víctima de un robo o un asalto, es una de las peores experiencias por las que uno puede pasar al momento de transitar por la calle o ir en el transporte público. Debido a que la sensación de vulnerabilidad, el perder algo de valor por lo que uno trabajó y además, el mismo susto de ser amenazado, hacen del hecho de ser asaltado, un momento hasta bastante traumático en ocasiones. Y es que por algo, hacer frente la delincuencia está constantemente entre las mayores prioridades de la gente.

Just Chill / Youtube

Los métodos del robo pueden ser muy distintos y ocupar diferentes herramientas para perpetrarlo, pero el fin es siempre el mismo: apropiarse de lo ajeno. Para realizar un asalto, se puede utilizar tanto un arma de fuego como un cuchillo o hasta una pistola de mentira. Sin olvidar, que hay diferentes momentos en los que el asaltante tiende a aprovechar más, siendo estos cuando está más oscuro y la víctima se encuentra sola.

Just Chill / Youtube

Aunque claro, si hay algo peor que ser asaltado, es que eso justamente ocurra cuando uno está trabajando. Como le ocurrió a un repartidor de comida, quien se encontraba en medio de su jornada laboral, cuando un grupo de asaltantes se acercaron rápido en su motocicleta para posteriormente amenazarle con la intención de sustraerle sus pertenencias. Lo que lograron, pero sorprendentemente la historia no acabaría ahí.

Just Chill / Youtube

Debido a que tras apropiarse de los objetos de valor de su víctima, a estas personas que andaban asaltando, se les ocurrió por una extraña razón, entablar una conversación con el sujeto a quien habían asaltado. Y tras darse cuenta de su agobio y lágrimas, este par de ladrones cedieron ante sus mejores y más nobles sentimientos, devolviéndole sus pertenencias.

El momento fue captado por unas cámaras de seguridad de la ciudad, causando mucha conmoción y extrañeza en la comunidad internauta. Ya que además de entregarle de vuelta la víctima sus pertenencias, este par de asaltantes también lo consolaron e incluso lo abrazaron. Una buena noticia, que ojalá se repitiera más.

Puede interesarte