Por Augusto Catoia
8 marzo, 2018

ADVERTENCIAS: Las siguientes imágenes pueden herir la sensibilidad de algunas personas.

Durante generaciones y generaciones, la tradición matrimonial (la del mundo occidental, por lo menos) ha establecido que los novios simbolicen su nueva y muy seria unión con un anillo. Y no con cualquier anillo ni con cualquier dedo, ya que generalmente los emocionados novios lucen en fotografías con bellas sortijas que muchas veces llevan joyas incrustadas.

Sin embargo, esa parece ser otra tradición desafiada en los días de hoy… Y de una manera muy, muy extraña.

Facebook Cultura Colectiva +

En vez de poner un anillo en el famoso dedo humano que no tiene tendones, para algunos la opción parece ser perforarse el dedo y «adornarlo» con un piercing.

Además, algunos de esos piercings incluso tienen forma de anillo y se deslizan debajo de la piel, como si la joya no estuviera sobre tu dedo sino abajo de él

Facebook Cultura Colectiva +

Ese fenómeno fue expuesto en un video en Facebook, que por su parte arrastró numerosas críticas y manifestaciones de repulsión.

«Bueno, eso es básicamente esperar por una infección o que tu dedo quede atrapado con algo, arrancado… Pero bueno, es problema de ellos y sus dedos», comentó un usuario de la red social. Y otro, también muy espantado, atacó: «Esto es ASQUEROSO. ¿Por qué alguien querría hacerse un agujero en el dedo o en la mano?«.

Facebook Cultura Colectiva +

 

Y como la web es un universo enorme y muy variado, incluso hubo gente que vio a esa extrañeza con buenos ojos.

«Me gustó. Que cada uno haga lo suyo y yo estoy en mis 50s. A veces pienso que nosotros, los más viejos, tienen la mente más abierta«, dijo una de las personas que apoyó la «libertad» de hacerse algo así.

Facebook Cultura Colectiva +

¿Acaso esa idea se popularizará? ¿Y acaso en el futuro se mirarán a los anillos como algo tan antiguos y sobrepasados como los cinturones de castidad?

Puede interesarte