Por Cristofer García
3 septiembre, 2021

De acuerdo a un estudio publicado por El País, desde 2019 hay más hogares que cuentan con mascotas en vez de hijos.

En la sociedad actual el interés por tener hijos ha disminuido. Las familias de numerosos miembros como en otras épocas va quedando en el pasado y ahora son otros los integrantes que se vuelven frecuentes en los hogares: las mascotas.

De acuerdo a El País, en un estudio del año 2019, hay más hogares en España con una mascota que con un integrante menor de 15 años de edad. Las investigaciones apuntan a que esta tendencia seguirá en crecida y cada vez las personas viven más solas, o con un compañero peludo.

Unsplash (foto referencial)

Las cifran apuntan a que las parejas jóvenes están planificando sus vida en familia de una forma distinta a la tradicional. Los perros y gatos pasan a un rol mucho más importante que una simple mascota, porque van ocupando el espacio que quizás tendría un hijo en épocas anteriores.

En un trabajo publicado por S Moda, de la sección de bienestar de El País, resaltaron la adquisición de mascotas también ha ido en crecida en los años recientes en esta nación europea. De hecho, serían unos 28.000.000 de mascotas que hacen vida en los hogares.

Unsplash (foto referencial)

La preferencia siguen siendo los perros, luego los gatos y de resto peces, reptiles, pájaros y pequeños mamíferos. Berta, de 28 años, forma parte de ese grupo de personas que elige tener un perro como compañía en su casa.

“El vínculo que yo tengo con Teo es muy fuerte. Estoy pensando todo el tiempo en él. Y, aunque obviamente sé que son cosas muy diferentes y no comparables (tener perro y tener un hijo) al final, cuando cuidas de un ser que depende totalmente de ti, el vínculo que se crea es muy muy estrecho”, dijo la periodista a S Moda.

Unsplash (foto referencial)

Cuidar de una mascota demanda una responsabilidad tan grande como tener un hijo, salvando las diferencias. Esta joven de Barcelona decidió adoptar al canino junto con su pareja para complementar su hogar y entienden que no es un asunto a tomar a la ligera.

“Nosotros ahora mismo no podemos dejar al perro solo en casa. Somos de esas personas que siempre que pueden se lo llevan a todos lados. Antes de la cuarentena estuvimos haciendo un entrenamiento para que poco a poco aprendiese a estar solo, pero con la pandemia todo se paralizó”, contó.

Unsplash (foto referencial)

Y tal como si se tratara de un bebé, siempre que tienen salidas donde es imposible llevar a un perro, le pagan a un cuidador para que se encargue del peludo. Su caso no es raro entre su círculo de amistades.

Unsplash (foto referencial)

“Entre mis amigos y gente de mi misma edad conozco a varias personas con gatos y perros. Al final la gente tiene vidas muy precarias y complejas y los animales son una responsabilidad mucho menor en términos de organización que un hijo“, comentó Berta.

Unsplash (foto referencial)

“Creo que en mi entorno está más presente la idea de los animales por una cuestión de edad, en la que muchos todavía no nos planteamos tener un hijo. Ahora, también creo que si quieres tener un hijo un perro no te va a quitar las ganas de ser madre”, añadió.

Puede interesarte