Por Daniela Morano
19 febrero, 2018

Un hombre se da vuelta y con una frase la deja callada.

Hay personas en este mundo que no tienen criterio y piensan que pueden caminar por la vida como si fuesen los dueños de la verdad y tuviesen permiso de decir lo que sea que se les pase por la mente. Ese fue el caso que presencio esta persona en un cine, cuando una mujer comenzó a criticar a una persona con discapacidad.

“Estaba esperando en la fila para comprar entradas en el cine, y había frente a mi una persona con parálisis cerebral. La fila iba muy lento. Vi como este chico tenía problemas abriendo un sobre e intentaba hacerlo con sus dientes y con la mano que podía mover. No sabía qué hacer, y tampoco si acaso ofrecerle ayuda sería un insulto, así que no hice nada. Lo estaba haciendo antes de que la persona de al frente terminara de pagar y se notaba que lo había hecho antes,” escribió.

Istock

“Se para al llegar al mostrador y se demora un segundo en sacar su tarjeta y pagar. La mujer atrás mío comienza a hacer sonidos y a decir como ‘personas así no deberían entrar al cine'”.

Menos mal, esta persona supo que esta mujer estaba totalmente equivocada. “Estaba furioso. Nunca me había enojado tanto. Al principio no sabía qué hacer. Dijo algo más y el chico adelante se detuvo. En ese momento me di vuelta y le dije ‘todos deberíamos sentirnos afortunados de estar parados aquí. Quédate con tus horribles comentarios para ti misma'”.

Y así, la mujer quedó callada.

Istock

Y al llegar al mostrador, la empleada del cine le dijo que entrara a la película que quisiera, pues el chico había pagado por si entrada.

“Si estás por ahí, no esperaba una recompensa. Lo hice porque hay gente muy mala, y nadie merece lo que te hicieron hoy. Gracias por la entrada. La tortugas ninjas estuvieron magníficas”.

Puede interesarte