Por Catalina Yob
24 mayo, 2017

“Sin duda alguna, las 24 horas más atemorizantes de toda mi vida”.

Los minutos posteriores al atentado en Manchester fueron sin duda alguna los más difíciles. La incertidumbre de los padres provocó que muchos optaran por las redes sociales para iniciar la desesperada búsqueda de sus padres. Debido a la muchedumbre que se encontraba en el show de la artista, la policía no logró entregar el listado oficial de víctimas fatales de forma inmediata, por lo que quienes asistieron al recinto podían estar en cualquier parte.

Craig Mills fue uno de los padres que buscó incansablemente a su hija de 14 años, Evie, y a quien minutos más tarde se le informó que su hija había sido trasladada al hospital debido a que las explosiones le habían provocado lesiones de carácter grave tanto en sus extremidades, como en su pecho. 

Cal Mills
Cal Mills

 

Más de 24 pasaron hasta que sus padres finalmente pudieron respirar. Desde el recinto hospitalario en el que fue sometida a una exitosa operación, les informaron que su hija estaba respondiendo de manera positiva al tratamiento y que ya no se encontraba en riesgo vital.

“Sin duda alguna, las 24 horas más atemorizantes de toda mi vida, la buena noticia es que la cirugía salió bien. Te amamos Evie Mills”. 

La adolescente de 14 años fue inicialmente avistada por su hermano mayor, Cal quien registró el momento en que divisó a su pequeña hermana tumbada en el suelo con visibles heridas en su rostro y brazos, quien fue cubierta con una manta de papel aluminio y con un trapo que fue dispuesto en su cabeza, en donde se produjo un sangramiento producto de la explosión. 

Craig Mills
Craig Mills

Evie es una de las afortunadas que logró sobrevivir al atentado que fue perpetrado en un recinto en donde cientos de jóvenes y menores de edad disfrutaban de un show de música. El ataque ha provocado conmoción a nivel mundial debido al lugar en que fueron dispuestas las bombas que mataron a 22 personas inocentes. 

Puede interesarte