Por Alejandro Basulto
4 enero, 2021

A pesar de que pudo haber contagiado a más personas de coronavirus, no será sancionado.

El COVID-19 a la fecha suma casi 85.500.000 casos de personas contagiadas y más de 1.850.000 víctimas fatales en todo el planeta. Uno de los países más afectados ha sido México, nación que acumula casi 1.500.000 infectados y más de 126 mil fallecidos. Pero aún así, hay quienes viviendo en este lugar del mundo, y en otros, no se han tomado en serio esta pandemia. Descuidándose y no respetando debidamente las medidas de distanciamiento y aislamiento social. Siendo lamentablemente ejemplo de aquello, un joven de 26 años, que sabiendo que tenía coronavirus, decidió ir igual de vacaciones.

@CarolinaGomezA / Twitter

Se trata un habitante de Puebla identificado como José Manuel, quien se encontraba en la playa “Los Muertos” de Puerto Vallarta cuando empezó a tener problemas para respirar. Tan mal empezó a sentirse, que se le hizo urgente pedir atención médica. De hecho, según cuentan los testimonios, como el de Caro Gomez Aguiñaga, parecía que tenía un infarto. Pero en realidad, lo que padecía eran complicaciones para respirar producto del COVID-19 que él sabía que tenía (porque había sido diagnosticado). Aún al saber que estaba enfermo, quiso viajar e ir a bañarse entre las olas.

@CarolinaGomezA / Twitter

Afortunadamente para José Manuel, los paramédicos y funcionarios de las Protección Civil llegaron a tiempo para brindarle la necesaria atención.

Tres días previo a su llegada a Puerto Vallarta había sido diagnosticado con coronavirus, pero él hizo caso omiso de este diagnóstico y no quiso permitir que está peligrosa enfermedad boicoteara sus vacaciones. Craso error, que le pudo haber costado su vida.

@CarolinaGomezA / Twitter

Según el sitio mexicano SinEmbargo, José Manuel está actualmente en la clínica 170 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), recibiendo en ese lugar los cuidados correspondientes. Mientras que las autoridades de Puerto Vallarta comunicaron que han descartado la posibilidad de que denuncien y sancionen a este joven a pesar de que puso en riesgo a todas las personas que se encontraban cerca suyo en la playa.

Sin duda una grave irresponsabilidad lo que cometió este residente de Puebla, que pudo no solo haber costado su vida, sino que también poner en peligro la salud de todas las personas que se encontraron con él.

Puede interesarte