Por Ruben Peña Blanco
23 febrero, 2017

Un poco de su propia medicina.

Los responsables del atentado que sufrió el medallista olímpico Noé Hernández en diciembre 2012, y que semanas después falleció, Diego Román Medina Martín y Gregorio Alonso Pérez Cerón, recibieron una condena de 70 años de cárcel debido a estos hechos, además de que tendrán que pagar una multa de 5 mil días de salario mínimo como reparación del daño.

Debate

Los hechos ocurrieron en un bar ubicado en la carretera federal México-Texcoco, donde el medallista departía con otras personas. El establecimiento estaba lleno cuando, según la autoridad judicial, Medina y Pérez arribaron portando armas de fuego. Tras una riña, dispararon en contra de Hernández y dos personas más, quienes murieron en el lugar.

Récord

Hernandez fue trasladado a un hospital y al día siguiente murió de un paro cardíaco a los 34 años.

Un juez de Nezahualcoyotl encontró culpables a Medina y Pérez, y además de la pena privativa de libertad deberán pagar una multa de cinco mil días de salario mínimo, y 136 mil 502 pesos como reparación del daño.

¿Qué opinas de este caso?

Puede interesarte