Gastó casi 90 mil dólares en el lujoso automóvil.

En algunos lugares de China, los funerales suelen ser bastante ostentosos, pues tratan de que sea una representación fiel de lo que hizo el hombre en la tierra. Así que si el fallecido tuvo dinero, no habrá dudas de que estará rodeado de lujos y riquezas el día de su entierro.

Y de eso se encarga la familia, que hace esfuerzos sobrehumanos para poder cumplir a cabalidad con la tradición.

Pero parece que en África también desean honrar a sus fallecidos de esta forma, al menos así quiso hacerlo Azubuike, un joven que despidió a su padre de una manera muy particular, con una hermosa justificación detrás de toda la parafernalia.

Desde que era pequeño Azubuike le prometía a su padre que le compraría un automóvil, sin embargo a medida que fue creciendo, por distintas razones fue aplazando la compra del regalo, sin imaginar que su padre estaba próximo a morir.

Y de un día para otro, el hombre falleció en el remoto pueblo de Ihiala, Nigeria, por problemas de salud asociados a la vejez.

Azubuike jamás pudo cumplir la promesa.

Por eso, en su funeral hizo todo lo posible para honrarlo tal como él sabía que lo hubiese hecho feliz. Así que gastó casi 90 mil dólares en efectivo comprando un automóvil BMW que estaba en una sala de exposición, para usarlo como ataúd.

Jamie Pyatt News Ltd

Una increíble foto tomada en el funeral muestra que el enorme automóvil fue bajado a una gran tumba excavada a unos dos metros de profundidad y rápidamente se viralizó a través de las redes sociales, causando la molestia de varios usuarios por el derroche de dinero.

Según consigna Daily Mail, Sifiso Inno Makhashila, un usuario de Facebook reflexionó diciendo que “Si te pagan dinero, compra el auto para tu padre mientras él todavía esté vivo y entiérralo con un ataúd decente, pero esto es solo una tontería y alarde“.

Mientras que Obienice Mohale escribió: “Este tipo de cosas son las que nos mantiene pobres como personas negras”.

Puede interesarte