Por Daniela Morano
11 mayo, 2018

El maestro a ratos reía, desafiante ante el violento acto.

Los profesores son personas dignas de ser respetadas. Tienen el trabajo más importante: educarnos. Sólo alguien con real vocación por esta profesión podría soportar todo lo que deben soportar a diario. Hasta aguantan cosas peores que las que aguantan sus padres en casa, pues en la escuela el contexto es muy distinto. El martes, en la escuela Cedar Hill en Texas, este maestro estuvo en serio peligro luego de que un alumno lo atacara.

En el video, compartido en Facebook por Chris Hunt, cuya hija atiende la escuela, un alumno golpea el escritorio del maestro y sus papeles vuelan al piso mientras lo insulta.

“Dame mi maldito teléfono. Esta es la última vez que te lo pido maldito estúpido”, dice el adolescente gritando al maestro. “Dame mi teléfono”.

Él le entrega de vuelta su celular, claramente en estado de shock ante la violenta reacción de este chico.

“Estoy en shock al ver semejante comportamiento”, dijo el director Michael McDonald. “No es algo que aprobemos. El maestro se reunió con el alumno después de clases, hablaron, se abrazaron. Este año pasó mucho tiempo ayudándolo. Tienen una gran relación y ese simplemente fue un mal día para los dos”.

Realmente es cierto que los y las maestras deben soportar de todo.

Puedes ver el video a continuación, y juzgar por ti mismo:

Puede interesarte