Por Alex Miranda
14 junio, 2018

«Los niños de raza mixta tienen una mayor tendencia a ser criados en familias monoparentales», explicó Tamara Pletneva, quien ha sido ampliamente criticada.

Tamara Pletneva, de 70 años, es una legisladora comunista rusa que acaba de hacer noticia por sus dichos a las mujeres de su país, con miras al Mundial de Ruisa 2018. Su mensaje fue simple pero cuestionable , ya que hizo un llamado a no mantener relaciones sexuales con los hinchas extranjeros que llegarán al país para disfrutar del mundial, pero ¿Por qué dijo eso? En conversación con la radio Govorit Moskva, el emplazamiento tiene el objetivo de evitar que queden embarazadas de niños de «raza mixta», ya que esto provocaría un aumento explosivo en la población de madres solteras. 

«Los niños de raza mixta tienen una mayor tendencia a ser criados en familias monoparentales. Tienen suerte si son de la misma raza que la madre, pero si son de otra raza, es peor», esgrimió.

Para ella, que la Copa del Mundo de Fútbol masculino sea en su país, Rusia, implica que «habrá mujeres jóvenes que conozcan personas y luego den a luz a… esperemos que no», dijo Pletneva antes de comparar lo que pueda pasar durante estos días con el contacto entre rusas y extranjeros y en los Juegos Olímpicos de 1980, que se realizaron en Moscú, y donde muchas quedaron embarazadas. La culpa en ese tiempo, según ella, es de la presión soviética.

Kprfpenza.ru

Por años, uno de los objetivos centrales del gobierno del presidente ruso Vladimir Putin fue aumentar la tasa de natalidad en el país, que por años ha estado retrocediendo. Por lo mismo, la prensa rusa le preguntó a Pletneva, una reconocida opositora al gobierno de Putin. Ante la pregunta, la legisladora afirmó que: «Deberíamos dar a luz a nuestros propios niños», antes de precisar que: «Los niños de raza mixta tienen una mayor tendencia a ser criados en familias monoparentales«.

Las explicaciones de Pletneva para la situación se centraron en la raza de los pequeños que nacieran. «Son los niños los que sufren, y vienen sufriendo desde la era soviética. Tienen suerte si son de la misma raza que la madre, pero si son de otra raza, es peor«, dijo, tras lo cual aclaró: «No soy una nacionalista».

Pero sus declaraciones no se quedaron ahí, si no que también afirmó que: «Las mujeres rusas deberían casarse con ciudadanos rusos», ya que los niños son los que más sufren, ya que son ellos los que corren el riesgo de «ser abandonados y dejados sólo con su madre», o de que puedan ser llevados al extranjero por sus multiculturales padres, explicó.

FIFA

«Di no al racismo»

Las críticas a la comunista de 70 años no se hicieron esperar e inmediatamente las redes sociales se llenaron de burlas y bromas.

La periodista Tatyana Felgenhauer de Ekho Moskvy, una cadena de radio rusa, dijo: «Me pregunto lo que dirá Pletneva cuando se le recuerde el ‘Di no al racismo’«, haciendo una clara referencia al slogan que la FIFA ha adoptado desde hace algunos años.

Al escuchar estas declaraciones no nos debería extrañar que no es la primera polémica en la que se ve envuelta la legisladora rusa. La última controversia de ella fue cuando criticó el movimiento feminista del #MeToo, el cual lucha en contra del acoso y el abuso sexual hacia las mujeres:

«No estamos en Estados Unidos ni en Europa. ¿Por qué deberíamos copiar todo? Si una mujer no quiere, nadie va a acosarla», dijo Pletneva al portal ruso Gazeta en febrero.

AP

No contenta con eso, le ha dicho a las periodistas de su país que mejor «se vistan de manera decente y apropiada», para así evitar el acoso y abuso. Esto lo mencionó en medio de una acusación directa contra el presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la Duma, Leonid Slutsky.

Todo esto funciona como una suerte de muestra para los hinchas de todo el mundo, que llenarán Rusia durante los meses de junio y julio. Mientras estén ahí, tendrán que aprender a convivir con una sociedad donde la homosexualidad es delito, la promiscuidad mal vista y donde la policía pondrá mano firme en el control de las calles. Todo esto en el contexto de un mundial al que han llamado «el más seguro de la historia».

Puede interesarte