Le da igual que los pasajeros de su taxi lo miren extraño… mientras se sienta fresco, nada le importa.

Soportar el frío suele ser mucho más fácil que el calor. Podemos ponernos un montón de capas de ropa y así mantenernos abrigados, pero no podemos andar desnudos por la calle intentando refrescarnos.

Por suerte existe la ropa holgada y corta, que permite darnos algo de alivio.

Al menos para la mayoría de las personas… porque para los taxistas en Vigo, España, no es así por ahora.

Pixabay (Imagen Referencial)

Resulta que en septiembre del año pasado se aprobó una ordenanza municipal que les prohíbe a los servidores públicos usar pantalones cortos o ropa deportiva durante sus horas de trabajo. Eso no había sido problema hasta ahora, que el calor comenzó a sentirse bastante fuerte en la ciudad.

Pixabay (Imagen Referencial)

Como resultado, un taxista se negó a «morir» de calor y decidió comenzar a usar faldas gracias al vacío legal que no prohibe ese tipo de vestimenta.

Twitter @HERMESTVVIGO

Si bien varios compañeros de trabajo criticaron su rebeldía, recordando en especial que dicha ordenanza fue aprobada por consenso en asamblea, otros lo apoyan.

Tal como lo hace el presidente de Élite Taxi Vigo, Roberto Costas, quien aseguró que «Se trata de una reivindicación; por comodidad y por la negativa del ayuntamiento a aceptar la propuesta que se le hizo por parte de nuestra asociación de regular el tipo de pantalón corto que se podía llevar«.

Twitter @HERMESTVVIGO

Rápidamente la polémica se viralizó por redes sociales, donde el trabajador obtuvo la mayoría de apoyo de los usuarios, sin embargo ha preferido guardar silencio y volver a su ropa normal para evitar un conflicto mayor. 

Puede interesarte