Por Daniela Morano
1 agosto, 2017

Al menos en ese estado es legal.

Amy Fabbrini de 31 años y su esposo Eric Ziegler, de 38 años, son una pareja de Oregon, Estados unidos que se encuentran en una intensa batalla legal tras perder la custodia de sus dos hijos porque no son lo suficientemente inteligentes para cuidarlos y mantenerlos a salvo. Ziegler recibía dinero por parte de seguridad social, un programa que se hace cargo de personas con alguna incapacidad mental que han sido diagnosticadas por médicos profesionales.

Por un lado, Fabbrini no supo de su embarazo hasta el tercer trimestre, y no recibió atención médica hasta después del noveno mes y dio a luz en su misma casa en septiembre del 2013.

Facebook Amy Fabbrini

A comienzos de este año, el departamento de servicios sociales los ayudó con su segundo hijo, Hunter, mientras que se encontraba en el hospital luego de que hubiesen reclamos contra el trato de la pareja hacia su hijo mayor Christopher.

Uno de los familiares de la pareja fue quien reclamó ya que, según reporta el Daily Mail, Ziegler «dormía con el bebé en el piso y casi lo aplasta». Mientras que familiares de la madre aseguraron que ella no posee los «instintos para ser mamá».

Facebook Amy Fabbrini
Facebook Amy Fabbrini

Tras ser evaluados con un test para medir su coeficiente intelectual, Ziegler obtuvo 66 y Fabbrini 72. El CI de la persona promedio es de entre 90-110.

 Debido a estos resultados el padre fue clasificado como una persona con «inteligencia extremadamente baja».  Además aseguraron que no había podido conseguir trabajo debido a su inestabilidad mental, mientras que Fabbrini trabajaba en un supermercado local.

«Están diciendo que son intelectualmente incapaces sin ningún fundamento real,» afirmó Sherrene Hagenbach, quien forma parte del consejo de familias y además se encuentra trabajando en defensa de la pareja. «Dicen que este albergue es mejor para los niños que lo que ella como madre puede proveerles, que pueden entregarles mejor educación. Si es por eso, Bill Gates debería hacerse cargo de mis hijos. Siempre hay alguien mejor».

Facebook Amy Fabbrini
Facebook Amy Fabbrini

Aparte de los bajos resultados en la prueba de coeficiente intelectual, no se presentó ninguna otra razón para quitarles a sus hijos a la pareja. Pero de acuerdo a las leyes del estado de Oregon, eso es suficiente para entrar en juicio. Por ahora la pareja puede visitar bajo supervisión a sus hijos.

Puede interesarte