Por Luis Lizama
26 julio, 2021

Desapareció junto a su novio en el 2016, apareciendo a los pocos meses con una cadena al cuello. Kala Brown estaba traumatizada, pero con vida. El cuerpo de Charlie Carver fue encontrado bajo tierra, a pocos metros del contenedor donde estaba su novia.

Las imágenes están dando la vuelta al mundo, ya que después de varios años, la fiscalía local ha decidido liberarlas. Son realmente escalofriantes, tomadas el día del hallazgo en California del Sur (Estados Unidos), cuando los agentes de la policía dieron con su paradero.

Al interior del contenedor estaba Kala Brown, la joven de 30 años que había desaparecido hacia varios meses.

El caso fue muy bullado y recorrió los periódicos de todo el mundo. En aquel entonces se llevó a cabo con mucha cautela, pero ahora se han liberado más imágenes del rescate. Parecen escenas sacadas de una película.

CITY OF ANDERSON POLICE DEPARTMENT

La desaparición de Kala y Charlie parecía como muchas otras, sin embargo, cuando la policía puso los ojos sobre un sujeto llamado Todd Kohlhepp, todo cambió. Tenía antecedentes de agresiones sexuales, secuestro y abuso de menores. El hombre de 45 años ya había pasado más de una década en prisión por aquellos delitos, y ahora se transformaba en el principal sospechoso.

Registraron una de sus locaciones, en medio de un bosque en Carolina del Sur.

Los agentes escucharon rápidamente golpes y gritos al interior de un contenedor. Se trataba de la joven Kala Brown, encadenada al cuello y con evidentes traumas.

Fiscalía Carolina del Sur

Fue hallada cerca de noviembre del 2016, cuando había desaparecido en agosto, a unos 100 kilómetros de donde fueron vistos por última vez.

Lamentablemente Charlie Carver no corrió la misma “suerte” que su novia, porque fue hallado sin vida, a unos pocos metros del contenedor.

La chica confesó haber sido abusada diariamente, además de ser testigo del asesinato de su novio. Así cubrió el hallazgo la televisión local:

Kohlhepp fue arrestado al instante y, tiempo después, confesó otros asesinatos.

Al mismo tiempo comentó haber sido parte de un tiroteo en una tienda de motocicletas, en la misma ciudad. 

AP

Fue condenado –hace no mucho– a siete cadenas perpetuas, por diversos delitos.

Sin dudas que fue uno de los casos más impactantes del último tiempo, sobre todo por la forma del hallazgo y el prontuario del secuestrador. Hasta hoy sigue causando asombro.

Puede interesarte