Por Alejandro Basulto
23 julio, 2021

“Estoy tan sorprendida y desconcertada por la reacción que he tenido, ¡nunca hubiera pensado en un millón de años que tendría un club de fans! (…) Mi primera sesión de canto en la calle fue en York y me escondí en un callejón porque estaba muy nerviosa (…) Cuando empecé hace cuatro años, mucha gente veía mal el cantar en la calle”, confesó la artista.

A sus 23 años, Liv Harland está cada vez más cerca de cumplir sus sueños. Debido a que esta británica que hace poco se desempeñaba felizmente como profesora parvularia en una guardería, siempre soñó con cantar en un gran escenario. Cuando era pequeña varias veces interpretó canciones y dio clases de teatro en su escuela. Incluso cantó frente a todo su establecimiento educativo cuando tenía 7 y 8 años. Por lo que desde que era tan solo una niña, sintió que lo suyo era convertirse en una artista musical.

Liv Harland / Instagram

Fue entonces cuando en sus horas libres, durante la tarde, empezó a cantar en las calles frente a la gente que pasaba por ahí. Y rápidamente pudo darse cuenta de lo bien que le iba. De repente, hubo momentos que se vio rodeada de personas que admiraban su voz.

Liv Harland / Instagram

Sin embargo, la verdadera explosión de su carrera como cantante, vino cuando notó la enorme popularidad que tenía las diferentes plataformas digitales como TikTok e Instagram. Tan solo en la última tiene más de 77 mil seguidores. Y es que Liv comenzó a grabarse para posteriorme subir esos videos a sus redes sociales, teniendo un éxito casi instantáneo.

Liv Harland / Instagram

Esta británica de 23 años ganaba 400 dólares por hora, debido a la monetización de sus grabaciones en las que aparece cantando. Pero aquello estaba lejos de ser su techo. Porque un día apareció la compañía de management, Frtyfve, que tiene a varios artistas emergentes de Reino Unido, frente a su puerta.

Liv Harland / Instagram

Firma que hizo todo lo posible para conseguir un contrato discográfico con ella después de oírla entonar sus canciones. Y tras cierto tiempo de negociaciones, Liv Harland ya tenía un contrato de nueve canciones con Frtyfve. Desde ese entonces, esta compañía promociona sus canciones y le ofrecer armar sesiones fotográficas profesionales. Tras cuatro años cantando en las calles de York, era una artista profesional.

“Estoy tan sorprendida y desconcertada por la reacción que he tenido, ¡nunca hubiera pensado en un millón de años que tendría un club de fans! (…) Mi primera sesión de canto en la calle fue en York y me escondí en un callejón porque estaba muy nerviosa (…) Cuando empecé hace cuatro años, mucha gente veía el cantar en la calle como una mendicidad. Pero ha cambiado (…) Ha sido una diversión loca y un ingreso decente junto con el dinero en efectivo de tocar en la calle”

– dijo Liv Harland a Daily Mail

Posterior a haber dejado su trabajo en el jardín de infantes en escuela de York, para poder dedicarse a tiempo completo a la música, esta joven cantante se mudó a su propio escenario, debido a que cantaba a todas las horas de la noche y podría haber quienes quisieran descansar en esos momentos. Hoy gana 1.373 dólares por hora, tiene su primer sencillo y está cada vez más cerca de llevar a cabo su anhelo de cantar sobre un gran escenario. 

 

Puede interesarte