Y no estaba intentando conquistarla.

Estar atrasado para ir al trabajo y tener que llamar al jefe para contárselo suele ser difícil, porque es probable que no sea tan comprensivo como nos gustaría. Sin embargo, no todos reaccionan así, pues hay jefes que tienen una actitud sorprendente con sus empleados y son dignos de admirar.

Tal como este hombre, que recibió un curioso mensaje de texto de parte de una de sus empleadas diciéndole que se había atrasado y llegaría más tarde por una increíble razón.

Contrario a todo lo esperado, él reaccionó de la mejor manera e incluso le ofreció un regalo.

¡¿Qué?! Sí, tal como lo lees.

Jenn: Hey, voy a llegar unos minutos tarde al trabajo

Jefe: De acuerdo, está todo bien? Eres normalmente puntual o adelantada

Jenn: Sí. Mi perro estaba durmiendo y se veía muy lindo. Perdí tiempo tomando fotos de él en vez de prepararme.

Jefe: ¡Mira ese dulce niño! Tómate tu tiempo. Le pediré a Miller que vea tus llamadas hasta que llegues. Además, el próximo mes será Bark at the Park. ¿Qué tal si te consigo dos boletos para que puedas llevar al pequeño a un partido de béisbol?

 

Increíble. Cualquiera estaría pensando que tiene otras intenciones con ella y quizás está intentando de sorprenderla y agradarle de alguna forma… Pero no es el caso.

Por eso mismo, el jefe quiso explicar la situación para que no haya lugar a malos pensamientos:

CainMolir

Esta señora ha estado con la compañía por aproximadamente 8 años. En mi época, ella nunca ha llegado tarde, ha llamado, etc. También es una señorita muy dulce que los chicos de la oficina llaman “Mamá”. Se le comprarán dos boletos para el juego promocional de Bark at the Park y se le entregará al final del día. ¿Cómo puedo estar molesto por ese lindo cachorro? ¡Sean amables el uno con el otro hoy!

Para responder algunas preguntas, lo busqué, y sí, esta fue la primera vez que Jenn ha llegado tarde en casi seis años. Ella faltó al trabajo en otra ocasión en su carrera de casi ocho años con nosotros, y fue cuando a su hijo le quitaron las muelas del juicio unos nueve meses después de comenzar a trabajar. Ella llegó 11 minutos atrasada hoy, no es demasiado terrible, si me estás preguntando. Jenn también se hace llamar “Mamá” en los correos electrónicos de la empresa, etc. Abrazó por completo el nombre y lo ha hecho desde que su último hijo se fue a la universidad hace casi cinco años.
Le di los boletos, está ansiosa por llevar a su mascota al juego.
Miller es un buen tipo. Le compré Chipotle por el trabajo extra. Me robó mi salsa picante y aún no la he visto en mi escritorio.

Y por si a algunos aún no les queda claro, se dio la molestia de continuar y revelar parte de su propia experiencia:

CainMolir

Dejé un trabajo en el que trabajaba un mínimo de 80 horas a la semana. El equilibrio de la vida laboral es real y creo que los empleados deberían dejar el trabajo en el trabajo”.

Y siguió comentando:

CainMolir

Tenemos un período de gracia; sin embargo, Jenn casi siempre está al menos diez o quince minutos antes. Es como un reloj. Me preocupa más la seguridad que el hecho de que corran para llegar a tiempo al trabajo. El edificio aún estará allí, ya sea 4 o 14 minutos después”.

Tras toda esta explicación, un montón de usuarios quedaron en shock y deseando poder tener un trabajo y a un jefe como el de Jenn. Así que sin mayores preámbulos, se atrevieron a comentar para que los tuviera en cuenta por si en algún momento llegase a necesitar más trabajadores.

“¿Puedo trabajar para ti? Tengo perros tiernos y soy puntual”

“Mi jefe usaría mi útero como pelota de fútbol si intentara llamarlo con esa razón. ¿Dónde conseguimos uno de esos “buenos jefes”?”

“Buen jefe. No dejes que tus empleados abusen de eso”

“Mi mamá era “mamá” en su último trabajo, ella lo adora. Algunas personas solo calzan en ese papel”.

Maldición. Desearía trabajar contigo. Es muy dulce de tu parte.

¡Más jefes como ese en el mundo!

 

Puede interesarte