Por Josefina Pizarro
12 mayo, 2017

Hoy pide dinero para pagar su error.

Todos nos podemos equivocar. Digo, es parte de ser humano fallar, pero eso significa que podemos aprender de nuestros errores para mejorar como personas y todo eso. Ahora, este fotógrafo de seguro le costó caro su equivocación. Algunos dicen que no fue su culpa, otros que sí, pero al final algo malo pasó ahí. Ouch.

Un fotógrafo cometió un costoso error el fin de semana pasado que sigue pagando hasta ahora.

Jacob Peters dijo que fue contactado hace varios días por un hombre de Wisconsin que necesitaba un fotógrafo para captar de manera sutil una romántica propuesta de matrimonio al salir el sol en un popular lugar conocido como “Hawk’s Bill Crag Trail”.

JP Photography

El hombre quería sorprender a su futura prometida con las fotos románticas desde lejos.

El fotógrafo se levantó a las 2:30 de la mañana el sábado y fue al parque nacional para subir hasta el peñasco.

Caminó durante más de una hora para llegar al punto de foto con más de 13 kilos de equipo, instaló su cámara y se preparó para que la pareja llegara.

JP Photography

Sin servicio en el teléfono en ese lugar tan remoto, todo lo que podía hacer era esperar.

A las 6:17 de la mañana, una pareja joven, que él asumió que era la pareja que estaba destinado a fotografiar, caminó a la distancia y Peter empezó a tomar las fotografías.

Después de unos minutos de pie y contemplando la vista, el hombre sacó un anillo, se arrodilló y le pidió a la joven que fuera su esposa.

JP Photography

Peters dijo que cuando ella dio la vuelta comenzó a llorar y lo abrazó, haciéndole evidente que todo salió bien y que ella dijo que sí.

Tomó unas cuantas fotos más después de que la pareja se sentó a disfrutar del resto de la salida del sol, y después de 15 minutos empacó sus cosas y subió de regreso a su coche.

JP Photography

Antes de manejar a su casa, dijo: “Le mandé al chico un texto diciendo felicitaciones, las fotos son hermosas. Me alegro de que todo haya salido bien”.

JP Photography

Una vez que llegó a casa, dijo que tomó una siesta, “ya que estaba muy agotado” y se despertó con un texto de su cliente.

En este, decía: “Estoy confundido, nunca te vimos y llegamos un poco tarde, ¿Estás seguro de que fuimos nosotros? Yo estaba con una camisa de cuadros azul…”.

Se dio cuenta muy tarde de que fotografió la propuesta de matrimonio de la pareja equivocada que se comprometió al mismo lugar en la misma hora.

Ouch, ¡OUCH!

JP Photography

Peters en un principio estaba muy molesto consigo mismo.

“Acababa de ordenar una nueva cámara y estas fotografías lo pagarían. Sabía que no podía cobrar a alguien por un trabajo que no hice. Le dije a mi esposa lo que pasó y luego pensé de inmediato, ‘tuvieron que haberme visto y pensar que era un extraño en el bosque con mi cámara'”.

Unos días después y a través de Facebook logró dar con la misteriosa pareja, que “no podrían haber estado más felices” con las fotografías.

JP Photography

Peters intentó crearse un “GoFundMe” para tratar de recaudar el dinero suficiente para hacerle a su cliente otra sesión romántica, pero no fue posible por todo el odio generado por su petición.

“Cancelado debido a todo el odio. Yo personalmente no puedo permitirme volar por ahí y lo estaba haciendo para ayudar a alguien más que yo. Al igual que yo no puedo tomar un centavo de la pareja en las fotos. Reembolsos emitidos. Gracias a cualquiera que intentó ayudar”.

GoFundMe

¿Qué piensas de todo esto? ¿Quién crees que tuvo la culpa? ¿El fotógrafo por no saber quién era su cliente o la pareja por llegar tarde?

Te puede interesar

Hummus en una alcachofa

8 septiembre, 2017