Por Pamela Silva
24 octubre, 2017

No pareció una broma graciosísima para todos.

Para algunas personas lo más importante de las festividades y celebraciones es poder adornar de acuerdo a la fecha, les encanta transformar sus casas y autos según la ocasión y es una gran excusa para comprar cuanto adorno y cosita entretenida puedan encontrar.

Y si en Navidad todo es paz y amor, durante Halloween las bromas y adornos tétricos son reyes de la jornada. La mayoría de las veces todos sabemos que son objetos de plástico que más que asustarnos de verdad, causan risa y generan un ambiente entretenido.

Sin embargo, aparentemente los policías de Tlaxcala en México no piensan lo mismo y no están nada felices con los adornos de Halloween. Un automovilista decidió colocar una mano de plástico colgando de la cajuela de su auto a modo de broma y para estar en tono con la fecha.

Moisés Morales

El problema fue que mientras el auto conducía por la ciudad, algunos automovilistas denunciaron a la red de emergencia 911 que un auto traía a una persona privada de su libertad. La policia entonces, alertados por las denuncias, salió en persecución del vehículo Aveo color gris.

Y lo encontraron, cerca de una concesionaria de vente de vehículos dieron con el auto en cuestión y se dispusieron a detener al conductor, hasta que notaron que se trataba de una mano de plástico y que todo era una broma de Halloween.

Aún así la policía revisó todo el automóvil y solo después de descartar que no se estuviera realizando algún crimen dentro de el, dejaron libre al chofer para que continuara su camino. Definitivamente, una gran historia tendrá para contar ese conductor durante Halloween.

Puede interesarte