Por Josefina Pizarro
9 enero, 2017

¿Un engaño vale?

Si vas a hacer un deporte, el que sea, siempre recuerda ser honrado. Sólo recuerda a algunas personas que toman metro o contratan dobles para que vayan a la maratón por ellos. Bueno, en todo, pero aquí te estás jugando mucho más, tu nombre, tu credibilidad y que no te hagan pedazos a donde quiera que vayas. En otras palabras, todo lo que significa ser un humano. Un peleador al parecer no entendió nada de esto porque despachó uno de los «Knock-Out» más sucios que se pueda tener en la historia de las artes marciales mixtas… y lo peor de todo es que consiguió ganar.

El luchador ruso Ibragim Khalilov hizo uno de los «Knock-Out» más sucios y rápidos de la historia de las artes marciales mixtas, ganándose millones de críticas a nivel internacional.

Muy mal.

¿Por qué?

El hombres se enfrentaba a Bakhtiyar Barotov en medio del WBK 22 de China. Sonó la campana, el árbitro dio la orden y el peleador de Tayikistán hizo el gesto para chocar los guante con su rival, pero este vio una oportunidad y acertó un decisivo golpe que dejó al otro viendo estrellas.

Pro MMA Now

Mira el vídeo aquí:

El engaño hizo que el ruso se llevara la victoria. Si bien técnicamente no es ilegal, recibió el repudio internacional por su cobardía. No se peleó con respeto y probablemente arruinó su carrera con esto.

Youtube

Podemos decir que ganó la pelea, pero perdió su carrera, pues a nadie le gustan los cobardes y tramposos.

¿Qué piensas? ¿Ganó por tener una oportunidad o por trampa?

Puede interesarte